¿Por qué solo podemos tener un número limitado de amistades cercanas? La ciencia tiene la respuesta

¿Por qué solo podemos tener un número limitado de amistades cercanas? La ciencia tiene la respuesta

Investigadores retomaron una teoría hecha en los años 90s sobre el Número Dunbar, que señala que solo podemos tener entre 3 y 5 amistades íntimas.

"¿Qué tanto se puede extender nuestro círculo social?" fue la pregunta que se hizo el antropólogo y psicólogo Robin Dunbar en los años 90. Desde esa época este hombre fue capaz de calcular con cuántas amistades y demás personas podemos sostener una relación. El resultado de sus estudios fue bautizado en su propio honor: el "Número de Dunbar".

Básicamente el número de Dunbar dice cuántas amistades nuestro cerebro es capaz de mantener. Esto implica que cada uno podemos tener en promedio de 3 a 5 relaciones muy cercanas, incluyendo amigos íntimos y familia. Además, podemos manejar alrededor de 10 buenas amistades y tratar frecuentemente con alrededor de 30 y 35. Finalmente, nuestro círculo social se extiende hasta 150 conocidos en la vida diaria.

En ese entonces Dunbar inventó su número a partir de cálculos hechos a partir de evidencia histórica. Determinó la cantidad de individuos de grupos humanos de épocas que se remontan al neolítico. Así, se dio cuenta que en la mayoría se mantenían estructuras de 150 personas, independientemente del tamaño de su población. Por ejemplo, se tejían estos lazos fácilmente en grupos militares, que generalmente tenían este número de personas.

¿Por qué solo podemos tener un número limitado de amistades cercanas? La ciencia tiene la respuesta

Mayor capacidad cognitiva, mayor círculo social

El mismo Dunbar y un grupo de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) quisieron comprobar esa teoría aplicada a la sociedad moderna. Así, partieron del hecho de que hay un límite en la capacidad cognitiva que nos limita a prestarle el suficiente tiempo y atención a determinado número de personas.

De hecho, uno de los autores del estudio, Ignacio Tamarit, aclaró algo que de una u otra manera ya podíamos percibir:

No podemos tener relaciones con unas 150 personas y que todas sean íntimas. Por tanto, si se tienen muchísimas relaciones, tiene que ser al coste de que casi todas sean superficiales".

Sin embargo, determinaron que en las comunidades más pequeñas se suelen más hacer relaciones cercanas que el resto de las personas. Eso lo pudieron concluir a partir de datos recolectados de comunidades pequeñas de inmigrantes en España.

También se hizo una relación entre la capacidad cognitiva y el número de amistades que puede tener una persona. Así, un individuo que es capaz de mantener más relaciones íntimas con otras personas probablemente tendrá un nivel cognitivo mayor que el promedio. En otras palabras, el número de amistades que puedes gestionar podría decir más sobre ti de lo que crees.

¿Por qué solo podemos tener un número limitado de amistades cercanas? La ciencia tiene la respuesta