¿Quieres vivir más tiempo? Al caminar de esta manera lo lograrás

¿Quieres vivir más tiempo? Al caminar de esta manera lo lograrás

Investigadores han confirmado los beneficios que ofrece caminar al realizarse como un ejercicio de la manera correcta, entre ellos, vivir más

Hacer ejercicio es algo vital para todos. En esta época, los casos de obesidad han llegado a niveles extremos, con más casos reportados que nunca gracias a las monumentales cantidades de azúcar que ingerimos gracias a todos los productos empaquetados que nos “facilitan” nuestra alimentación. Después de todo, ¿Quién tiene tiempo de prepararse una comida en casa? Siempre estamos trabajando, o moviéndonos de un lado a otro. ¿Gimnasio? Ni pensarlo.

Pues, queramos o no, necesitamos hacer ejercicio. Si, tú que estás sentado leyendo esto. Si, yo también tengo mis kilitos de más. Todos. Es necesario apartar tiempo durante nuestros días destinados a cuidar de nuestros cuerpos. Y si no tienes para una suscripción en un gimnasio, o para comprar un equipo completo de pesas, tu mejor opción es caminar.

Pues ahora, cardiólogos nos afirman que caminar de la manera correcta no solo nos ayudará a bajar de peso, sino también a aumentar nuestra longevidad. Caminar de la manera correcta puede alargar tu expectativa de vida.

Un estudio de la Universidad de Sidney, liderado por el profesor Emmanuel Stamatakis y publicado en el British Journal of Sports Medicine encontró que para poder disfrutar de todos los beneficios de una caminata no solo importa la distancia que se logra alcanzar, sino la velocidad y ritmo que se mantiene.

El caminar como ejercicio

Situando la velocidad ideal en un promedio de entre 5 y 7 kilómetros por hora (o entre 8.5 y 12 minutos cada kilómetro), la idea es activar el ritmo cardiaco hasta un punto en donde la caminata se convierte verdaderamente en ejercicio, y no solo en un paseo. Obviamente variando entre cada individuo, gracias a su estado físico y de salud, lo ideal es alcanzar un 70%-80% de la capacidad cardíaca máxima para aquellas personas que ya sufren de algún problema cardiovascular. En caso de estar completamente saludable, los beneficios se comienzan a adquirir al alcanzar hasta el 85% del ritmo cardíaco máximo recomendado.

Esta actividad se puede registrar fácilmente si cuentas con una pulsera con sensor cardíaco, pero si no cuentas con ningún dispositivo, existe otra manera de saber cuando estás en el punto perfecto de actividad: “Notar que se nos acelera el pulso, pero no tanto como para no poder mantener una conversación sin que se nos entrecorte la voz” dice Alberto Sacristán, director de SportSalud.

Los beneficios de caminar

De acuerdo al estudio, pareciera ser que el simple hecho de la caminata como un ejercicio constante es tan útil como las lágrimas de unicornio:

  • Aumenta la capacidad cardiorrespiratoria
  • Disminuye/mejora la presión arterial
  • Disminuye el riesgo de enfermedades coronarias
  • Retrasa la osteoporosis
  • Activa la producción de masa ósea
  • Incrementa la masa muscular
  • Aumenta la flexibilidad corporal
  • Ayuda a bajar de peso
  • Fortalece las articulaciones
  • Mejora el sistema inmunológico de nuestros cuerpos
  • Previene el desarrollo de infecciones en el cuerpo

Así es, caminar como ejercicio es extremadamente beneficioso para nuestros cuerpos. Con la cantidad de mortalidades por enfermedades del corazón aumentando constantemente cada año, es necesario cuidar de nosotros mismos cada vez más. No solo bastan las dietas de moda, el conteo de calorías y los suplementos alimenticios (aunque, no están de más). La actividad física es vital para todos.

Ahora, si me disculpan, voy por un par de zapatos deportivos.

Así, pero sin el reloj