Los taxis en México ahora tendrán WiFi gratis y tabletas

Los taxis en México ahora tendrán WiFi gratis y tabletas

Gracias a una iniciativa del gobierno de la CDMX, los taxis de la ciudad implementarán nuevas tecnologías como WI-FI gratuito y tabletas, conoce más

Desde la llegada de aplicaciones destinadas para el transporte privado, como lo son Uber o Cabify, los taxis que habían dominado las calles de la Ciudad de México se han encontrado en problemas. Con una mala fama de cobros altos, equipo alterado por los mismos taxistas, unidades en estado deplorable o simplemente la actitud de los conductores, muchos usuarios vieron la llegada de Uber y otros como un escape a estas malas características. Una excelente opción que les ayudaba a sentirse más seguros.

Nuevos Taxis

Ahora, gracias a una empresa llamada L1BRE, es posible que los taxis puedan ser renovados para tener una oportunidad de competir contra las aplicaciones de transporte privado. Desde hace más de un año, el gobierno de la CDMX había creado una licitación para mejorar el servicio de los taxis dentro de la capital. El ganador de esta licitación fue L1BRE, con una propuesta que presentó las respuestas que muchas personas veían como el paso más lógico para los taxis: Insertar tecnologías de rastreo y movilidad dentro de las unidades para poder mejorar las condiciones de las mismas.

Los nuevos cambios para los taxis de la CDMX

De ahora en adelante, cada unidad oficial contará con 2 tablets: una para el conductor, de 8 pulgadas, y una para los pasajeros, de 10 pulgadas. Estas solo funcionan con la aplicación oficial de la empresa, por lo que no tienen valor  comercial, eliminando el riesgo del robo de las mismas.

Los dispositivos cuentan con GPS, por lo que pueden ser rastreadas por las autoridades, y los usuarios las utilizarán para designar su destino. El conductor deberá utilizar las direcciones que su dispositivo le otorgue, que están diseñadas para evitar el tráfico, ahorrando gasolina al conductor, y tiempo al pasajero. Además de estos usos, las tablets cuentan con un botón de emergencia que envían una señal directa a las oficinas del C5 de la CDMX, en caso de una emergencia. Las autoridades pueden rastrear el vehículo por GPS, y hacer uso de cámaras en las calles para vigilar dicha unidad.

Las pantallas mostrarán la tarifa actual del viaje en tiempo real, desechando el uso de los taxímetros y evitando la alteración de estos dispositivos para que los taxistas puedan cobrar más. Ahora, el costo de cada viaje es calculado por el GPS, y los usuarios pueden pagar en efectivo, o por medio de tarjetas de crédito o débito, y se da la opción de dejar propina o no. También cuenta con una opción para calificar el servicio de dicho conductor, permitiéndole a otras personas saber desde antes la calidad del viaje y otorgando retroalimentación a los conductores.

¿Afectará el bienestar de los taxistas?

La instalación de estas tablets no afecta a los taxistas. Siendo parte de la iniciativa para mejorar el servicio de los taxis de la ciudad, su instalación no tiene costo para los conductores. El costo de estos dispositivos recae en los pasajeros, con una cuota por el uso del servicio siendo agregada a cada viaje. Teniendo un costo mínimo de $1.50 MXN y máximo (en casos extremos) de $12 MXN, esta cuota no disminuye las ganancias de los taxistas, pero continúan manteniendo el costo de los viajes en una cantidad accesible para muchos.

Esta tecnología fue probada en un grupo de taxistas desde el año pasado, pero L1BRE dice estar listo para la expansión a cada uno de los más de 139 mil taxis en la ciudad.

Lo único que se requiere de los conductores es que sus papeles se encuentren en estado legal, que hagan una cita con la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) para la instalación de las pantallas. Cuando suficientes taxis cuenten con esta tecnología, L1BRE lanzará una aplicación para iOS y Android que facilitará los pagos, e incluirá un pedido de taxis desde tu dispositivo.

Un cambio definitivamente necesitado, esperemos que con estas nuevas tecnologías las unidades de los taxis encuentren también un mejor cuidado, y que la actitud confrontativa de muchos de los conductores se vuelva un tanto más amable con sus clientes. Pero bueno, pasos pequeños hasta llegar a la meta.