Star Trek: Discovery se queda sin showrunners por escándalo de abuso

Star Trek: Discovery se queda sin showrunners por escándalo de abuso

En esta nueva era no hay margen para los excesos.

Lo vimos con House of Cards y el escándalo que dejó a Kevin Spacey fuera de su propio show. Ahora la historia se repite, con algunas variables, en la segunda temporada de Star Trek: Discovery.

Según informa el Hollywood Reporter, la producción de la serie acaba de despedir a sus dos showrunnersGretchen Berg y Aaron Harberts. Las dos personas responsables de lograr la resurrección de la franquicia en la TV.

Sin embargo, sus prácticas al interior del equipo serían cuestionables. Y ambos habrían acumulado varias faltas que ahora han dado como resultado esta expulsión.

Star Trek: Discovery

Para empezar Berg y Harberts se habrían sobrepasado con el presupuesto de los primeros episodios de la segunda temporada. Lo que obligó al re-financiamiento del resto de los capítulos.

Pero la gota que derramó el vaso habría sido la dinámica de constante abuso verbal y agresividad contra los guionistas de Star Trek:

Se dice que muchos escritores se sintieron incómodos trabajando en la serie y amenazaron con presentar una queja ante el área de Recursos Humanos o abandonar la serie por completo.

Después de escuchar rumores de quejas de recursos humanos, se dice que Harberts amenazó al personal para mantener ese tema de la producción como un asunto interno.

 

Al final la productora no soportó más y decidió despedir a ambos. Aunque significase quedarse sin showrunner por segunda ocasión.

Al principio Bryan Fuller había sido el primer creativo designado con esa responsabilidad. Pero antes de iniciar la primera temporada salió del equipo.

Ahora, Alex Kurtzman, productor ejecutivo de la propia Star Trek: Discovery; entrará también como showrunner, y reacomodará todo luego de acabar la producción de los primeros cinco episodios.

En paralelo Akiva Goldsman también sale del equipo. Al parecer por los mismos motivos.

Parece que la serie está maldita.