Renuncia presidente de un equipo de la NBA que tuiteaba contra sus jugadores desde cuentas falsas

Renuncia presidente de un equipo de la NBA que tuiteaba contra sus jugadores desde cuentas falsas

La NBA ha estado plagada de escándalos a través de la historia, pero por primera vez Twitter es el arma que desencadena todo.

Este debe ser el escándalo más tecnológico en la historia de la gigantesca NBA.

Todo fanático del basketball estadounidense actual conoce el infinito alcance y repercusión de un simple "tuit". Los jugadores no solo lo dejan todo en la cancha, sino que también en sus redes.

Pero qué dirían si les contamos que el Presidente de un equipo, de los 76ers de Philadelphia se creaba cuentas falsas para filtrar información sobre la salud de sus jugadores, criticarlos y más.

Esto sucedió con Bryan Colangelo, un hombre millonario gracias a los negocios de su padre, quien fuera presidente de los Phoenix Suns, por ejemplo.

Este escándalo fue destapado por The Ringer hace unas semanas, provocando que el equipo dijera que se llevarían a cabo investigaciones.

Entre las cosas que hacía en sus cuentas estaba, por ejemplo, criticar las lesiones de la súper estrella del equipo Joel Embiid, además de destrozar el rendimiento de jugadores como Okafor, entregar datos sensibles sobre jugadores jóvenes como Fultz y más.

Colangelo llegó a los Sixers después de que se desvinculara a Sam Hinkie, el hombre que, de acuerdo a diversos especialistas, es el responsable del buen momento actual del equipo. De hecho los fanáticos claman la vuelta de su ex mandamás.

Sobre Hinkie, Colangelo tampoco perdió oportunidad de "destrozarlo" a través de sus cuentas.

El equipo hoy liberó un comunicado diciendo que Colangelo había "renunciado" (spoiler: lo "renunciaron") y que, al parecer, las cuentas las llevaba la esposa del ahora ex presidente. De todas formas, dado el manejo de la información y el uso de lenguaje en las más de 5 cuentas encontradas, nadie le cree.

Ya lo saben niños, no lleven a Twitter sus frustraciones sobre su trabajo, al final todo se devuelve.