David Bullitt, jefe de NVIDIA en Latinoamérica: "El boom del Bitcoin nos tomó a todos por sorpresa"

David Bullitt, jefe de NVIDIA en Latinoamérica: "El boom del Bitcoin nos tomó a todos por sorpresa"

Conversamos con el ejecutivo de criptomonedas pero también de cómo la gente puede aprovechar mejor su dinero al comprar un laptop para jugar.

Hasta hace algunos años, el concepto de un "laptop para jugar videojuegos" era risible. Principalmente porque los computadores portátiles no estaban diseñados para eso sino para cumplir con labores asociadas a trabajos más ejecutivos.

Pero poco a poco aquello fue cambiando cuando la tecnología avanzó y compañías como NVIDIA se dieron cuenta que se podían meter chips gráficos en equipos portátiles. Sobre ello, conversé hace un par de días con David Bullitt, ejecutivo de NVIDIA para Latinoamérica. Y nuestra conversación comenzó revisando un gráfico como este:

Fermi vs Pascal

"Hasta hace unos años, un laptop para jugar era algo impensado", dice David. Pero el mercado empezó a cambiar y se llegó a un punto en que en un lugar como Chile, el 80% del público se compra un notebook y no un equipo de escritorio o las piezas para armarse uno.

A medida que pasaron los años, los notebooks para jugar empezaron a hacerse un espacio. "Pero los primeros laptop para gamers eran una cosa monstruosa", se ríe David. "Un aparato gigantesco, muy pesado y al cual le ponían una etiqueta que decía algo como 'gamer' y listo".

Eso ahora ya ha cambiado, para bien y para mal. En NVIDIA, compañía conocida por el rendimiento de sus tarjetas de video dedicadas para escritorio, la llegada de estos notebooks para videojuegos representó un gran reto, dice David. "El dilema que tuvimos era el siguiente: todo mundo quería el equivalente a una tarjeta tope de gama en un notebook".

Y hasta algunos años atrás, aquello no se podía o era muy complejo. Las tarjetas de arquitectura Fermi, por ejemplo, en su versión "M" para portátiles rendían un 40% de su versión de escritorio. Eso se fue reduciendo con el paso del tiempo y a día de hoy, la serie 10 de NVIDIA (Pascal) en portátiles está casi a la par de su edición para equipos de escritorio.

"Hubo equipos portátiles con esas tarjetas y los fabricantes los vendían para juegos, pero con esa diferencia de rendimiento… no eran realmente para juegos", asegura David. Con Pascal eso ya no sucede, aunque "siempre habrá que hacer algunos compromisos en un equipo portátil, pero la diferencia no debe ser tan grande. Porque además, uno está pagando una buena cantidad de dinero".

GTX 970

El precio es un punto importante para la gente que se compra equipos portátiles, sobre todo porque paulatinamente estos han ido bajando. Y ahí hay un tema importante, especialmente con los procesadores de Intel que no son precisamente baratos.

David Bullitt cree que si el enfoque son los juegos, un Core i5 de Intel es suficiente. "Ese procesador es bastante poderoso y para juegos son más que suficientes. Para videojuegos, cuatro núcleos es perfecto" y en eso tiene que ver algo que NVIDIA llama su sweet spot, el punto al que la mayoría del público que juega quiere llegar: 1080p de resolución y 60 cuadros por segundo.

"En el mercado chileno es curioso que eso no se vea de esa forma", dice Bullitt. "Un laptop con Core i5 y una GTX 1060 puede más o menos duplicar el rendimiento de un Core i7 y una GTX 1050".

"Si tienes mucho dinero, compra una tarjeta más potente para 4K. Pero la mayoría de la gente todavía no entra a ese mundo sino que están con monitores a 1080p", asegura el hombre de NVIDIA. Aunque claro, el negocio de NVIDIA es vender tarjetas de video y para ellos lo mejor es que la gente invierta su dinero en eso antes que en un procesador, ¿o no?

"El punto está en que los precios de los portátiles aumenta solo por el procesador", dice Bullitt. "Intel hace un gran trabajo en las tiendas explicando lo bueno de sus procesadores y eso está perfecto". Pero para NVIDIA es importante que la gente que quiera un computador para jugar pueda invertir su dinero en "cosas que realmente van a mejorar la experiencia de juegos".

Cuando compras un laptop, no vas a comprar uno nuevo al año siguiente. Vas a renovar recién en tres o cuatro años. Y son caros. Entonces la idea es darle más rendimiento en base a lo que se invierte. Todas las empresas quieren ganar plata, pero yo también quiero que el jugador masivo pueda aprovechar al máximo su dinero.

Tarjetas de video versus Criptomonedas

El auge de las criptomonedas el año pasado generó un problema asociado al mundo de las GPUs. Y es que sus propiedades como aparato de minado las hicieron muy apetecidas por los "mineros", que compraron tarjetas en cantidades industriales y por ende, los precios se dispararon.

"La explosión fue increíble", recuerda David. "Yo estaba gestionando órdenes de 10.000 unidades que los compradores querían tener en sus manos al día siguiente. La gente de China y de Rusia se compraron todo lo que pudieron".

Bitcoin

Afortunadamente, durante los últimos meses los precios se empezaron a normalizar porque la demanda bajó. Pero NVIDIA como compañía tuvo que tomar algunas medidas tanto hablando con las tiendas que vendían sus productos para que pusieran límites a los compradores ("Algunas tarjetas no alcanzaban ni a llegar a los estantes y ya estaban vendidas"). Y también, creando algunos productos específicos, como la reciente GTX 1050.

"Un problema que tuvimos fue que, si un minero compraba cientos de tarjetas de gama alta y de un día para otro el negocio se le caía, la iba a salir a revender por ahí a un precio de chiste", dice Bullitt. Y un producto así de desgastado por funcionar todo el día sin parar pero vendido a la mitad o menos del precio sugerido, era un problema para todos: para el comprador, que se compra una tarjeta para jugar que le va a funcionar no como debiera, como también para la compañía, que vería sus productos devaluados.

¿Cómo solucionaron eso? Simple: Tarjetas específicas para mineros de criptomonedas, sin salida de video. "Tuvimos que crear productos a la medida para este nuevo tipo de consumidores, como son los mineros de criptomonedas, y así no afectar a los que solo quieren las tarjetas para jugar".

Lo de las criptomonedas fue una locura. Veíamos los precios del Bitcoin y decíamos 'no puede ser', y resulta que este seguía creciendo. Y nos tomó a todos por sorpresa.

¿Y la competencia?

Si bien NVIDIA sigue siendo el "benchmark" en cuanto a tarjetas de video, no se puede negar que AMD en el último tiempo se ha acercado en cuanto a rendimiento y aún manteniendo precios bastante competitivos.

"Nosotros creemos que tenemos el mejor producto del mercado", es enfático David Bullitt. Y esto lo dice no solo por las tarjetas como tal, sino sumando Geforce Experience y la política de drivers de la compañía.

"Sí, con la competencia se puede gastar menos y eso no está mal, pero sus productos no tienen la misma calidad", cree Bullitt.

Tegra 4

Donde AMD tiene más espacio cubierto es en el segmento de las consolas. Tanto Xbox One como PS4 corren sobre chips de AMD, sin embargo NVIDIA también tiene algo en las consolas porque, sin ir más lejos, la Nintendo Switch es una NVIDIA Shield.

¿Tienen intenciones de entrar de nuevo en ese mercado? "Siempre estamos hablando con ellos, pero todo depende del precio que ellos buscan y el tipo de chip que quieren. En base a eso, evaluamos", asegura el ejecutivo.

"El acuerdo de AMD con PlayStation para la PS4 seguramente fue muy bueno para ellos en ese entonces, porque sus tarjetas de video no eran tan buenas", cree David Gullitt. "Pero nosotros realmente no necesitamos aquello".

Nintendo, sin embargo, es otra historia. "Nuestra plataforma era muy buena para lo que Nintendo quería hacer con la Switch, partiendo por Tegra. La idea que tenemos es siempre marcar algún tipo de diferencia y la Switch es un ejemplo, pero también vemos algo en el segmento de la robótica o la inteligencia artificial. Todo va en poder entregar un valor agregado".