Nebulosa de la Hormiga: se descubre nueva característica de este curioso lugar del espacio

Nebulosa de la Hormiga: se descubre nueva característica de este curioso lugar del espacio

Un análisis hecho a partir de una emisión de láser proveniente de la nebulosa arroja la posibilidad de que esta sea parte de un sistema estelar binario.

En 1922 fue descubierta la Nebulosa de la Hormiga, también llamada Menzel 3. El nombre que se le dio fue por su característica forma que se parece mucho a la del insecto. Está situada en la constelación de Norma a unos 3.000 años luz de la Tierra.

Normalmente cuando una estrella como nuestro sol acaba su periodo de vida, esta se convierte en una gigante roja. El proceso por el que pasa es que cuando la estrella agota el hidrógeno que hay en el interior de su núcleo, empieza a hacer fusión nuclear en una capa exterior al núcleo.

Esto le hace crecer cientos de veces más que el tamaño original que tenía. Ya que su exterior resulta ser más frío en comparación a lo que era antes, la estrella adquiere un color más naranja o rojizo.

Finalmente la estrella colapsa expulsando plasma y gases ionizados de su interior. Mientras la gigante roja queda reducida a una enana blanca que solo estará compuesta de plasma y no volverá a hacer reacciones termonucleares, a su alrededor vemos los espectáculos de colores que conocemos como nebulosas.

Volviendo a la Nebulosa de la Hormiga, su forma se debe a que es una nebulosa bipolar. Este tipo de formaciones cuentan con dos lóbulos simétricos como es el caso.

Hasta hace poco creíamos saber lo suficiente de este cúmulo. No obstante, parece que el análisis hecho por un nuevo estudio nos cambiará esta perspectiva.

Nebulosa de la Hormiga: se descubre nueva característica de este curioso lugar del espacio

Una extraña emisión de láser…

Hace un tiempo el telescopio espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea (ESA) detectó algo inusual. Lo que captó fue una particular emisión de láser infrarrojo proveniente de la Nebulosa de la Hormiga. Cabe agregar que este tipo de radiación es algo inusual verlo en el espacio.

Esto ocurrió mientras hacían una inspección de los componentes de polvo y gas de la nebulosa. No esperaban encontrarse con algo así, por lo que se centraron en la zona alrededor de la enana blanca. Se dieron cuenta que el láser provenía de un disco de gas que se encontraba alrededor de la estrella moribunda.

Algo les pareció raro, porque se supone que cuando una gigante roja expulsa lo que hay en su interior, lo hace con tanta fuerza que no queda material alguno en sus cercanías. Y es un margen nada despreciable: en promedio compone la misma distancia que hay entre el Sol y Saturno.

Sin embargo toda esta zona estaba llena de gas. Analizando la situación, se dieron cuenta que podría entonces ser un sistema binario. Es decir, no habrían una estrella sino dos que están orbitando entre sí. Así lo explicó un co-autor del estudio, Albert Zijlstra:

El disco sugiere que hay un compañero binario, porque es difícil hacer que el gas expulsado entre en órbita a menos que una estrella compañera lo desvíe en la dirección correcta. El láser nos brinda una forma única de sondear el disco alrededor de la estrella moribunda, en el interior de la nebulosa planetaria ".

Que sea un sistema binario básicamente cambia lo que se conocía de la Nebulosa de la Hormiga. Según los investigadores, esto les ayudará a conocer mejor sobre cómo ocurre este fenómeno. Además, es un paso más para la comprensión de los procesos de evolución estelar.