Moto G6 Plus [FW Labs]

Moto G6 Plus [FW Labs]

La versión potenciada de la gama media de Motorola, ¿cuánto pesa realmente?

Casi cinco años han pasado desde que Motorola lanzó el primer Moto G. Ese equipo fue el que significó un punto de quiebre para la gama media, diciéndole al mundo que se podía crear un teléfono rápido y bien funcional, sin disparar los precios. O visto de otra forma, que por cierta cantidad de dinero los usuarios bien podían recibir algo más que teléfonos pobres en rendimiento y características.

Desde ese 2013 hasta ahora, bastante ha pasado con Motorola, desde cambio de dueños hasta series que aparecen (como el Moto Z) u otras que cambian de gama (como el Moto X). Pero el Moto G se ha mantenido más o menos inalterado, más allá de que el impacto de su primera versión es imposible de repetir o de que se han agregado diferentes versiones cada año.

Especificaciones

  • Pantalla 5,9 pulgadas (18:9 proporción), 2160 x 1080 pixeles, IPS LCD, Gorilla Glass 3
  • Android 8.0
  • Procesador: Snapdragon 630 (ocho núcleos 2.2 Ghz)
  • Memoria RAM: 4/6 GB
  • Cámaras: trasera de doble lente (12 MP f/1,7 + 5 MP f/2.2), frontal de 8 MP con flash LED
  • Batería: 3200 mAh
  • Carga rápida USB-C
Moto G6 Plus

En 2018, como viene siendo costumbre, llegaron los Moto G6 en tres versiones. Anteriormente ya hablamos del Moto G6 sin apellido, la versión que quizás más respeta al modelo original en cuanto a quedarse en el medio. El Moto G6 Plus, sin embargo, rompe un poquito lo que ha sido la linea G en la historia porque la acerca a una nueva gama que apareció con el tiempo: la de la gama media-alta.

Y es que el Moto G6 está muy cerca de lo que es el Moto X4 del año pasado (ya voy a llegar a ese punto), por ejemplo, antes que el Moto G6 de este año. Principalmente por sus especificaciones: el Moto G6 corre con procesador Snapdragon 630 y 4 o 6 GB de RAM, lo que es un salto no tan pequeño respecto a los otros dos modelos (G6 y G6 Play), que se quedan en la serie 400 de Qualcomm.

¿En qué se traduce esto, en la práctica? Lo más evidente es al rendimiento y a la fluidez del equipo en sí. Esto, claramente, está ayudado por la mayor potencia del hardware como también por la versión muy limpia del Android que es ya marca registrada de Motorola.

El Moto G6 Plus es un equipo que en general funciona rápido y en el tiempo que le di uso no sufrí con cuelgues ni errores similares.

¿Y cómo salen las fotos?

El Moto G6 Plus viene con una cámara trasera bastante buena en general. Lógicamente no es comparable a las cámaras de equipos de gama alta, pero los resultados en condiciones aceptables de luz no son para nada malos, sino al contrario.

Ahora bien, el modo retrato no podía estar ausente. Motorola, al igual que otros fabricantes, se la juega por un método que actúa por software y eso significa resultados decentes, pero evidentemente incomparables al modo retrato de un teléfono tope de linea.

Me da la impresión que esta opción en la cámara fue incluida para que los usuarios de esta gama y este rango de precios tengan una experiencia cercana a lo que es el "real" modo retrato y si bien es una interesante curiosidad, las fotos en este modo demoran unos segundos en procesarse, amén de que la opción no está tan visible a simple vista como sí ocurre en otros equipos.

Superior a los otros Moto G6

Este teléfono claramente está en una linea superior a los otros dos Moto G6, aunque las diferencias para el usuario más común no son tan claras. Respecto al G6 "normal", el equipo es un poco más grande -he ahí el Plus de su nombre- pero la proporción de pantalla sigue siendo la misma (18:9), la construcción sigue siendo metálica y la cámara sigue siendo doble.

Moto G6 Plus

Quizás donde más se nota la mayor capacidad del procesador está en el tiempo en que demoran las fotos en procesarse. En el G6 Plus aquello es más rápido porque su capacidad de cómputo es superior, pero sigue siendo una tarea que el equipo cumple con cierta dificultad.

En resto de actividades de uso más trivial, el teléfono no parece tener ningún problema. Resiste bien a aplicaciones duras en uso de proceso y de datos como Facebook o Twitter, los juegos corren relativamente bien (dependiendo de que tipo de gráficos muestren, claro) e insisto, el Android sin capas ni personalizaciones extra ayuda bastante para que la experiencia de uso sea fluida. La batería (3200 mAh) puede dar un día de uso sin ningún y la carga rápida es un extra que se agradece.

Ahora, la cuestión importante. Este Moto G6 Plus es el mejor de todos los Moto G6, pero ¿hasta dónde se justifica el lo extra que cuesta? Ya hace rato que la relación precio/calidad de los Moto G quedó un poco en entredicho y no porque sean teléfonos malos (en ningún caso lo son), sino porque la accesibilidad que traían consigo las dos primeras generaciones de la serie hace rato que desapareció.

Conclusión: Un Moto G6 potenciado, ¿vale la pena realmente?

Moto G6 Plus

El Moto G6 Plus hoy cuesta lo mismo (o quizás un poco más) que el Moto X4 de 2017. Y ese Moto X4, si bien no es un gama alta como tal, sí trae algunos extras que se podrían considerar importantes, como por ejemplo, protección contra agua y polvo (IP67) que el G6 Plus no trae. Y más allá de la pantalla 18:9 de este último, se trata de equipos muy similares que se diferencian en cuestiones que pueden considerarse hasta testimoniales.

Será interesante ver que hace Motorola con el siguiente Moto X -si es que alguna vez existe, claro- para diferenciarlo de un equipo como el G6 Plus, que en cierta forma se aleja de sus hermanos menores (G6 y G6 Play). ¿Mi opinión? Si quisiera un equipo de gama media, con un precio ajustado y aceptando sus prestaciones y sus pretensiones, me quedaría con el G6 normal.

El G6 Plus es un buen teléfono, pero tiene competencia que o hace algunas cosas mejores (como el P20 Lite de Huawei) o tiene precios más competitivos (el nuevo Nokia 6.1).