México: El maíz transgénico se infiltró en el país, y el gobierno no hace nada para identificarlo

México: El maíz transgénico se infiltró en el país, y el gobierno no hace nada para identificarlo

Un estudio ha descubierto que el maíz transgénico es consumido por casi todo el país, aún cuando se supone que el gobierno ha prohibido su consumo

Cultivos transgénicos. ¿Se tratan del futuro de la alimentación y nutrición? ¿Será que son causa de cáncer y otras enfermedades? ¿Quien realmente dice la verdad? Su existencia ha sido una controversia continua desde que se anunció el proyecto de creación. Muchas personas las ven como una aberración, culpando a Monsanto de poner en riesgo al mundo con sus experimentos maquiavélicos.

Monsanto

La verdad, es que nadie sabe qué ocurre con ellos. Pero en México, su cultivo no ha sido permitido por ninguna de las organizaciones encargadas de permitir esto. A diferencia de otros países, el cultivo de este tipo de granos no se ha normalizado. Por esta razón, no existen leyes que obliguen a las empresas a indicar si los utilizan en sus productos por medio de sus empaques.

Gracias a una investigación de la UNAM , se encontró que aunque es ilegal su cultivo, el 82% de las frituras y botanas que se comercializan en México están fabricadas con harina de maíz transgénico. No solo eso, sino que de acuerdo a la doctora Elena Álvarez-Buylla del Instituto de Ecología calcula que el 90.4% de las tortillas en el país contienen genes modificados. Entre este descubrimiento se encontró que la mayor fuente de tortillas sin transgenes proviene de agrónomos en zonas rurales, mientras que los que aquellos proveedores que procesan altamente sus productos cuentan con más modificaciones genéticas.

maíz

Pero, ¿si en México está prohibido, como es posible que haya maíz transgénico en nuestros productos?

Lamentablemente, México es uno de los pocos países en donde el cultivo y consumo (humano) de productos transgénicos no está permitido, y por ende, tampoco existen legislaciones para controlarlo. Existen varias razones posibles.

Importación

Es posible que los agricultores mexicanos han estado importando maíz transgénico durante todo este tiempo. Aunque México es altamente autosuficiente en cuanto a este cultivo, el maíz amarillo que consumimos proviene de Estados Unidos, en donde el cultivo de alimentos transgénicos sí está permitido.

Compra de semillas

Por medio de canales oficiales de importación, es posible que semillas transgénicas  de maíz fueron importadas para cultivo de alimentos para ganado, dado que no está prohibido para esa finalidad

Permisos gubernamentales

El gobierno de México ha concedido permisos a ciertas compañías para experimentar en campos abiertos con maíz transgénico. Es posible que estos campos hayan propagado los genes modificados a otros plantíos cercanos y “contagiado” esos cultivos, creando una reacción en cadena hasta llegar a los niveles que existen ahora.

Los genes modificados de este tipo de maíz se propagan fácilmente gracias a la polinización. Tan simple como el que desde su creación, este tipo de maíz ha estado “contagiando” de sus características a otros plantíos. Esto no significa que los demás tipos de maíz se encuentren  en peligro de desaparecer, sino que, al ser más resistente a pesticidas, químicos, y climas extremos, el maíz transgénico es mucho más fácil de cultivar.

Pero seamos honestos. El 96.5% de los mexicanos no conoce de la existencia de los alimentos transgénicos. Es simplemente por los rumores que hemos escuchado acerca de ellos que la gente les teme. Pero la verdad es que nadie ha sido capaz de confirmar que esta clase de alimentos sean dañinos para los humanos.

Sí, es necesario que el gobierno retome los esfuerzos por identificar y regular el consumo y cultivo de este tipo de alimentos en el país, al menos para proteger especies nativas a nuestros territorios. Sin embargo, verdaderamente no se trata de algo que preocuparse. Sin darnos cuenta hemos consumido estos alimentos durante años. Ya veremos en algunos años cómo termina toda esta historia.