En México, 7 de cada 8 llamadas al 911 son llamadas falsas o de broma

En México, 7 de cada 8 llamadas al 911 son llamadas falsas o de broma

De acuerdo a una investigación oficial, 7 de cada 8 llamadas recibidas por la linea de emergencias oficial en México, el 911, son casos falsos y bromas

Aún con las acciones realizadas para prevenir el mal uso de la línea nacional de emergencia, la cantidad de llamadas al 911 con el fin de divertirse es alarmante. De acuerdo a una investigación de la Dirección General de Análisis Legislativo, cerca del 87.6% de todas las llamadas realizadas a este número se tratan de llamadas falsas o de broma.

El estudio, llamado “Llamadas falsas a los números telefónicos de emergencia”, especifica que de enero a diciembre del 2017, se recibieron un total de 112 millones 460 mil 767 llamadas al número de emergencia. De estas, 98 millones 523 mil 93 fueron registradas como “improcedentes”, es decir, 7 de cada 8 llamadas resultan ser bromas de ciudadanos, o llamadas por situaciones que no pueden ser consideradas emergencias por el servicio. La gran mayoría de estas llamadas fueron procedentes del Estado de México, y de la Ciudad de México.

bromas telefónicas

Sanciones para el mal uso del 911

Durante esta administración ya se han presentado al menos cuatro iniciativas para penalizar este tipo de llamadas. Los intentos para prevenir que la línea se sature por llamadas falsas son necesarios, pues este tipo de llamadas son un riesgo potencial para el servicio, que pierde el tiempo de los operadores y no permite la entrada de llamadas de emergencias reales.

Sin embargo, de estas cuatro propuestas, tres no han sido implementadas pues aún están en proceso de investigación, y la última fue negada completamente. Aunque ya existen leyes que pueden multar (hasta con $7,500 MXN) a aquellos que hagan mal uso de la línea de emergencia 911, no se ha aplicado un solo castigo a aquellos que lo hacen. Es necesario implementar nuevos sistemas para contrarrestar la falta de respeto de los ciudadanos mexicanos, de lo contrario, el sistema jamás podrá responder correctamente a las emergencias.