Las matrículas digitales llegan a California: así es como funcionan

Las matrículas digitales llegan a California: así es como funcionan

El estado de California empezó a probar las placas o matrículas digitales, que ofrecen funciones para mejorar la experiencia de los conductores en la vía

¿Alguna vez han escuchado algo sobre las placas digitales? Si no lo han hecho, les contamos que en California (Estados Unidos) han empezado a implementarlas y traen más beneficios de los que se imaginan. Tal y como lo explican en The Sacramento Bee, se trata de un dispositivo que es mucho más que una placa de un vehículo, pues es capaz de registrar los vehículos electrónicamente, e incluso mostrar mensajes personalizados (esto último, si la Dirección de Vehículos Motorizados de California lo permite).

Como lo pueden ver en la imagen, es una matrícula digital configurable de forma inalámbrica con E Ink, por lo que funciona de forma muy similar a las pantallas de Amazon Kindle.

Los beneficios de las matrículas digitales

Este dispositivo resulta ser de gran utilidad para garantizar la seguridad del vehículo, pues si el auto es robado, la placa puede decirle al propietario y a la policía dónde está ubicado o por lo menos, en dónde se encuentra la matrícula si es que el ladrón la ha desprendido.

Además, algunas empresas las usarán como mini carteleras para publicitar sus productos o servicios, aunque solo podrán hacer esta publicidad cuando el vehículo se detenga. El número de matrícula seguirá apareciendo en la pantalla cuando aparezcan los mensajes, pero será más pequeño y se colocará en la esquina superior derecha de la pantalla.

California es el primer estado en probar las placas digitales, por lo que el Departamento de Vehículos Motorizados está llevando a cabo un proyecto piloto con una compañía del Área de la Bahía y Reviver Auto (fabricante de las matrículas digitales) y está a punto de empezar a venderlo en concesionarios automotrices.

Eso sí, como era de esperarse, no se trata de un dispositivo económico pues, de acuerdo a CNET, los 24 residentes afortunados de Sacramento que pueden probar la matrícula digital, deben pagar al estado 699 dólares, y un adicional de 7 dólares mensuales por mes para tener el privilegio de ser de los primeros en tener una.

¿Y la privacidad?

Algunos conductores cuestionan si el sistema de comunicaciones del dispositivo podría permitir que el estado, la policía o las empresas privadas rastreen los movimientos de un conductor, lo que resulta ser un gran interrogante si pensamos en proteger nuestra privacidad.