En esta fotografía podrás ver los agujeros negros que se encuentran en el centro de la Vía Láctea

En esta fotografía podrás ver los agujeros negros que se encuentran en el centro de la Vía Láctea

Los agujeros negros son invisibles, pero los rayos-x que dejan como residuo cuando absorben grandes cantidades de energía dejan evidencia de su existencia.

Recientemente hemos hablado de cómo en el centro de la Vía Láctea hay un cúmulo de agujeros negros. Estos son atraídos por la gran fuerza de un agujero negro supermasivo llamado Sagittarius A. Todavía hoy esa zona de nuestro vecindario espacial sigue causando gran curiosidad entre científicos y el público en general.

Dichos agujeros negros tienen una masa estelar de entre 5 y 30 veces la masa de nuestro Sol. Todos estos se encuentran a tan solo 3 años luz de Sagittarius A, lo cual es poco si hablamos en escalas cósmicas. Numerosos cálculos han determinado que más de 20 mil agujeros negros podrían estarse reuniendo alrededor de 'Sagittarius A' a lo largo de los eones.

Pues bien, la NASA logró tomar una fotografía de dicha zona desde el observatorio de rayos-X de Chandra. Sin duda es otra muestra de la gran belleza que tiene el universo. Además, es la primera vez que se tiene registro visual de esta zona de la Vía Láctea.

En esta fotografía podrás ver los agujeros negros que se encuentran en el centro de la Vía Láctea

Pero… ¿cómo se puede ver un agujero negro?

Es bien sabido que un agujero negro es un ente destructor que absorbe todo lo que se encuentre a su alcance. Con una increíble fuerza es capaz de atraer a sí mismo planetas, estrellas y demás cuerpos celestes. Ni siquiera la luz escapa de su poder, por lo que traduce en que estos fenómenos sean invisibles por naturaleza.

Según explica la NASA, para poder ver un agujero negro es necesario que este se encuentre cerca de una estrella. Este estará extrayendo gas de su infortunado vecino en una acción que los astrónomos llaman "Binaria de Rayos-X". El material es atraído en forma de espiral alcanzando temperaturas altísimas. Antes de que el material desaparezca en el agujero negro, se generan rayos-X que se dispersan en el espacio, lo que termina siendo la iluminación que se captó en la fotografía.

Agujeros negros absorbiendo estrellas