Navegador Brave comienza a pagar en criptomonedas a (algunos) usuarios que eligen ver anuncios

Navegador Brave comienza a pagar en criptomonedas a (algunos) usuarios que eligen ver anuncios

Y no todos están contentos con la idea.

Brave, el web browser aquel que protege la privacidad de sus usuarios, ha lanzado su programa piloto para empezar a pagarle a quienes elijan ver los anuncios publicitarios en el navegador.

Pero como bien se sabía, este programa tiene algo especial y es que a los usuarios se les compensará mediante un sistema de tokens y blockchain creado por la propia gente de Brave llamado BAT (Basic Attention Token).

¿Y la equivalencia de esto en dinero real? Esto todavía no está muy claro. Pero desde Brave aseguran que el 70% de lo recolectado por los anuncios irá a parar a los bolsillos de los usuarios, una vez que el sistema esté completamente implementado. E incluso, hay ya planes de extender el BAT hacia afuera, no limitándose solo al navegador.

Lo interesante de estos anuncios es que son personalizados pero no a través del sistema de cookies tradicional que los navegadores comparten entre varios sitios web, sino en base al historial de navegación de los usuarios. Y más importante aún, los anuncios que se muestran están preseleccionados de un total de 250, que se muestran en rotación dependiendo de los parámetros ya establecidos.

Esto último ha levantado alertas de parte de otras casas editoriales, ya que según ellos, que Brave reemplace los anuncios de sitios web es básicamente robo. En una carta enviada a Brave (vía Business Insider) y firmada por varios grupos editoriales (el New York Times, Tribune, Morris Publishing y otros), se le pidió a la compañía que detenga esta práctica porque "utilizar nuestro contenido para vender sus propios anuncios es igual que robar nuestro contenido para publicarlo en su propio sitio web".

Pese a lo anterior, en Brave no han frenado sus intenciones y siguen adelante con lo planificado. Si les interesa probarlo, sepan que está disponible para plataformas de escritorio y también para móviles.