Esta sería la verdadera apariencia de Dios según cientos de creyentes

Esta sería la verdadera apariencia de Dios según cientos de creyentes

Psicólogos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill construyeron el rostro de Dios a partir del imaginario de cientos de creyentes.

En la cultura popular, cuando se habla de Dios, se utiliza siempre la imagen de un hombre entrado en años, barbudo y canoso. Esa imagen ha sido tan difundida que es difícil creer que puede tener otras formas. Sin embargo, que siempre haya sido así no significa que pueda tener otra apariencia. Después de todo, esto es lo único que dice la Biblia (Génesis 1 – 27):

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó".

¿Existe entonces la posibilidad de que hayamos estado errados con la apariencia de quien se conoce como Jehová? Según un equipo de psicólogos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, puede que sí.

Lo que hicieron fue preguntarles a 511 cristianos cómo se imaginaban a Dios. A partir de los datos obtenidos, compusieron la sorprendente imagen de un hombre joven:

Esta sería la apariencia de Dios según cientos de creyentes

¿Cómo lo hicieron?

Varios meses duró el estudio y lo que hicieron los psicólogos fue mostrarles a los participantes distintas caras aleatoriamente. Ellas debían escoger las imágenes que más se acercaran al imaginario que tenían sobre su creador. A partir de ahí lo que hicieron fue combinar las imágenes.

Pero eso no es todo: según los investigadores, las elecciones de cada persona dependían de sus tendencias políticas. Mientras los más conservadores tendían a escoger un rostro más masculino y caucásico, los liberales preferían escoger caras menos caucásicas y con rasgos un poco más femeninos. No obstante, todos concordaron en que Dios es hombre.

Esta sería la apariencia de Dios según cientos de creyentes

El autor principal del estudio, Joshua Conrad Jackson, lo explica más detalladamente:

Estos sesgos podrían haberse originado en el tipo de sociedades que quieren los liberales y los conservadores. Investigaciones anteriores muestran que los conservadores están más motivados que los liberales para vivir en una sociedad bien ordenada, una que estaría mejor regulada por un Dios poderoso. Por otro lado, los liberales están más motivados para vivir en una sociedad tolerante, que estaría mejor regulada por un Dios amoroso ".

Un detalle sorprendió a los investigadores y es que incluso las mujeres creían que Dios es hombre. Aún más, los afrodescendientes encuestados consideraron que él es blanco. A esto le dieron una explicación de la imagen que siempre ha dado la iglesia de miembros masculinos y caucásicos.

¿Te imaginabas que Dios podría ser así?