Empleados de Amazon se rebelan por venta de software de reconocimiento facial al gobierno de EE.UU.

Empleados de Amazon se rebelan por venta de software de reconocimiento facial al gobierno de EE.UU.

"No deberíamos estar en el negocio de la vigilancia".

Al igual como los empleados de Google reclamaron por lo que la compañía estaba haciendo la milicia estadounidense, ahora son los empleados de Amazon quienes protestan por los contratos de la empresa con el gobierno.

En una carta dirigida al mismísimo Jeff Bezos, CEO de Amazon, trabajadores dicen estar consternados por el software de reconocimiento facial AWS Rekognition que la compañía le entrega a agencias gubernamentales. "No tenemos que imaginar mucho para saber como estas tecnologías se van a usar", dice la misiva.

Los empleados también ponen sus reparos respecto a Palantir, compañía que utiliza Amazon Web Services para correr el software Investigative Case Management (ICM) que es utilizado por el gobierno en casos de deportaciones. Y justamente este es un tema delicado en Estados Unidos, debido a las políticas migratorias y las situaciones de niños separados de sus padres.

"En vista de estas políticas inmorales", dice la carta, "y el tratamiento inhumano de Estados Unidos hacia refugiados e inmigrantes más allá de estas políticas específicas, estamos muy preocupados de que Amazon está involucrado proveyendo infraestructura y servicios".

Nos negamos a construir la plataforma que da soporte a la Agencia de Inmigración y Aduanas y nos rehusamos a contribuir a herramientas que violan los derechos humanos.

Amazon le está pidiendo a Jeff Bezos que deje de vender el software de reconocimiento facial al gobierno, que no le de más servicios a Palantir y que haya más transparencia en general respecto de las agencias oficiales que utilizan las herramientas de la empresa. "Nuestra compañía no debiera estar en el negocio de la vigilancia ni tampoco dar soporte a quienes monitorean y oprimen a personas marginalizadas".

La carta completa la pueden leer (en inglés) en Gizmodo.