Alex Smith dispara: Carabineros habría pinchado ilegalmente teléfono de fiscal para no ser descubiertos

Alex Smith dispara: Carabineros habría pinchado ilegalmente teléfono de fiscal para no ser descubiertos

Acusación fue catalogada como grave y podría dar pie a una nueva investigación.

Esto ya parece teleserie, con harto drama y capítulos. Se demostró que Carabineros y Alex Smith mintieron y orquestaron un montaje en el marco de la Operación Huracán, pero ahora las piedras van y vienen, y se van conociendo cosas nuevas.

Hace poco se confirmó desde la misma boca de Smith que Antorcha era una farsa, y aunque a pocos les impresionó por la cantidad de antecedentes negativos que tenía, llaman la atención sus nuevas declaraciones. Todo indica que la responsabilidad no es solo de él, aunque desde Carabineros se esfuerzan en adjudicarle toda la culpa.

Sin ir más lejos, el ex General de Carabineros, Gonzalo Blu, que en su momento defendió la operación, dijo a la prensa:

“Me di cuenta tarde, de que no solamente Antorcha, sino que también las otras modalidades (Tubicación) y también los parches de seguridad a los celulares, eran un engaño, una mentira (…) Los estamentos técnicos y operativos fueron engañados por la actuación de personas que no pueden sino ser catalogadas de mitómanas y enfermas.

Ahora, Smith, sin nada a su favor, dijo en una interrogación con el fiscal Raúl Espinoza en Temuco, que las comunicaciones del fiscal Carlos Palma, que el Ministerio Público designó a para investigar el caso, fueron interceptadas ilegalmente. Personal de Carabineros habría intervenido su teléfono, pudiendo escuchar durante varios días cuáles eran las diligencias y el foco de la investigación penal.

Carlos Palma, fiscal regional de Aysén, habría estado “pinchado” por Carabineros mientras desarrollaba las primeras diligencias de la investigación, que finalmente terminó en varias “renuncias” de altos mandos. En declaraciones entregadas a La Tercera, la presidenta de la Asociación Nacional de Fiscales, Trinidad Steinert, dijo que el asunto era grave:

Los únicos que pueden autorizar interceptación de conversaciones personales son los tribunales de Chile, el que la policía realice estas prácticas fuera de la ley quebranta la legalidad y garantías constitucionales. Esto obviamente provoca desconfianza nuevamente en cómo Carabineros utiliza estas herramientas.

Lo anterior se habría traducido en que el personal supiera de ante mano las acciones que se estaban tomando en su contra y les habría permitido reaccionar primero, por ejemplo, en el allanamiento de sus inmediaciones.

También se tiene sospecha de que Carabineros escuchó ilegalmente a periodistas y personajes públicos, pinchancho sus teléfonos. Al parecer la lógica actual es “si cae uno, caen todos”, y esperamos que así sea.