Desarrollan forma de obtener agua limpia de los procesos de refrigeración de plantas de energía

Desarrollan forma de obtener agua limpia de los procesos de refrigeración de plantas de energía

Exponer el vapor de agua generado por las plantas de energía a partículas cargadas eléctricamente permitiría obtener el preciado líquido.

Una investigación acaba de arrojar como resultados la posibilidad de generar agua potable para ciudades especialmente áridas. Un novedoso sistema cumpliría dos funciones: reducir costos operacionales de las plantas de energía y al mismo tiempo desalinizar el agua.

El estudio, publicado en Science Advances, habla de una forma de recolectar gotas de agua presentes en el vapor expulsado por torres de refrigeración de industrias. Esto es algo muy útil pues se calcula que al menos un 39% del agua dulce recogida en EE.UU. va a parar a industrias. Aquí se incluyen plantas de energía a base de combustible fósil o plantas de energía nuclear. Hasta ahora todo el líquido usado en ese proceso se perdía en el aire.

El proceso funcionaría así: el vapor se carga con un rayo de partículas cargadas eléctricamente conocidas como iones. Así el gas queda cargado y atrae las gotas de agua que hay dentro de sí a una malla de cables que las recoge. Las gotas luego se acumulan en esa malla y se escurren en una bandeja colectora. En ese momento pueden reutilizarse en la planta de energía o enviarse al sistema de suministro de agua de una ciudad.

Un problema común de usar solo una malla era que naturalmente el gas lo rodeaba como un obstáculo. Al usar ese método no se aprovechaba nada y se conseguía solo un 3% máximo de gotas que podría haber en un cúmulo de vapor. Cuando se implementaron los iones, no solo se aprovecharon todas las gotas posibles sino que fueron arrastradas rápidamente al sistema de recolección.

Desarrollan forma de obtener agua limpia de los procesos de refrigeración de plantas de energía

Proceso de desalinización

La mayoría de plantas de energía de los Estados Unidos se encuentran frente en ciudades o zonas costeras. Algunas utilizan el mar para proveerse de métodos de refrigeración, empleando agua salada que de todas formas no es apta para el consumo humano. Sin embargo, con el proceso anteriormente mencionado se podría obtener agua totalmente limpia, sin importar que haya tenido suciedad o sal.

"Es básicamente agua destilada, que es de mayor calidad", dijo Kripa Varanasi, profesora asociada de ingeniería mecánica en el MIT participante del estudio. Según ella, una planta de energía típica de 600 megavatios podría capturar 150 millones de galones de agua al año, lo que representa un valor de millones de dólares.

De esta forma, si se lograra masificar el procedimiento, se podría suministrar de suficiente líquido a la población del futuro. Varanasi está de acuerdo con esta afirmación:

"Esta puede ser una gran solución para enfrentar la crisis mundial del agua. Podría compensar la necesidad de aproximadamente el 70 por ciento de las nuevas instalaciones de plantas de desalinización en la próxima década".