Trump ya usa iPhone pero aún no sigue los protocolos de seguridad

Trump ya usa iPhone pero aún no sigue los protocolos de seguridad

El mandatario considera "inconveniente" que comprueben que su smartphone no ha sido vulnerado.

Donald Trump, actual Presidente de los Estados Unidos (todavía), posee un largo y complicado historial con el uso de su teléfono móvil durante su periodo a cargo de la Casa Blanca.

Desde su apego obsesivo a su Samsung Galaxy S3 hasta los reportes de múltiples quejas por los candados de seguridad impuestos por los encargados de seguridad informática del Gobierno.

Hay varios casos documentados sobre este asunto. Pero el más reciente informe resultaría particularmente delicado.

"Inconveniente"

Donald Trump

Un extenso artículo de Politico revela que Trump actualmente estaría utilizando dos iPhone como medio principal de comunicación.

Un terminal vendría cargado únicamente con la aplicación de Twitter y algunos sitios web de noticias guardados entre los marcadores. Mientras que la otra unidad se utilizaría para hacer llamadas.

Ambos equipos han sido entregados al presidente por la oficina de Tecnologías de la Información y de Telecomunicaciones de la Casa Blanca.

El problema es que desde hace cinco meses Trump no ha seguido los protocolos de seguridad de la oficina oval. Ante la petición expresa de que utilice otro teléfono para usar Twitter, el mandatario habría argumentado que es "demasiado inconveniente".

A la par que no ha seguido las otras medidas impuestas e ignoradas. Como someter los terminales a una revisión profunda cada 30 días para comprobar que no ha sido intervenido.

El iPhone es un smartphone que cuenta con cámara, grabadora y sistema GPS. Así que representa varios riesgos de seguridad para la Casa Blanca; quienes preferirían que el ejecutivo utilice algún terminal más limitado.

Pero a Trump no parece importarle mucho.