10 consejos útiles para prevenir el desarrollo del cáncer en tu cuerpo

10 consejos útiles para prevenir el desarrollo del cáncer en tu cuerpo

El World Cancer Research Fund compartió varias recomendaciones para evitar el sobrepeso, que se puede convertir en la primera causa de cáncer en el mundo.

El World Cancer Research Fund  (WCRF) es una organización que investiga alrededor de la prevención de casos de cáncer. Reúnen datos y proponen soluciones sobre este problema que afecta actualmente a la humanidad. Constantemente comparan sus estudios con los datos de la Organización Mundial de la Salud para dar alertas sobre el creciente número de personas con cáncer que habrá en el mundo.

Los números en un futuro no son muy optimistas. Se cree que la cantidad de personas con esta enfermedad a nivel mundial va a aumentar en un alarmante 58% para el año 2035. Esto equivaldría a 24 millones de casos provocados por hábitos pocos saludables.

Es por eso que en WCRF desarrollaron un plan de  para la prevención del cáncer en todo el mundo. Publicaron varios documentos con la explicación del problema y 10 recomendaciones de hábitos saludables. Entre ellas se encuentra la reducción de dietas hipercalóricas ricas en grasas.

Según la organización, el propósito de estos documentos es prevenir la obesidad. De hecho, en sus apreciaciones se encuentra la alta probabilidad de que el sobrepeso supere al tabaco en ser la causa número uno del desarrollo de cáncer en el mundo.

10 consejos útiles para prevenir el desarrollo del cáncer en tu cuerpo

¿Qué hábitos recomiendan?

Mantener un peso sano

Se debería de estar en el nivel más bajo posible de peso dentro del rango saludable. Hay que hacer esto sobre todo la niñez y la adolescencia y evitar la rápida ganancia de la etapa adulta. El análisis relacionó la obesidad o el sobrepeso con 12 cánceres. Estos incluyen los que afectan al hígado, los ovarios, la próstata, el estómago, la boca y la garganta, el intestino, los senos, la vesícula biliar, el riñón, el esófago, el páncreas y el útero.

Se físicamente activo

La actividad física protege contra cáncer de colon, seno y endometrio. Por supuesto ayuda a mantenerse en un peso adecuado previniendo los efectos del anterior punto. La Organización Mundial de la Salud Recomienda para la prevención del cáncer entre 45 y 60 minutos de actividad física moderada al día.

Tener una dieta rica en cereales integrales, vegetales, frutas y legumbres

El consumo de cereales integrales y alimentos que contienen fibra dietética protege contra el cáncer colorrectal y contra el aumento de peso, el sobrepeso y la obesidad. Por otro lado, los vegetales sin almidón bajan la probabilidad de desarrollar cánceres de boca, faringe y laringe, nasofaringe, esófago, pulmón, colorrectal, seno y vejiga. La fruta protege contra el cáncer de esófago, pulmón, colorrectal y vejiga. Se recomienda tener una dieta de al menos 30 gramos de fibra y 5 porciones (400g) de vegetales sin almidón y fruta al día.

Limitar el consumo de comidas rápidas, así como comidas procesadas ricas en grasas, almidones y azúcares

Estos alimentos son directamente relacionados con el sobrepeso, cuyos efectos ya fueron listados en el primer punto.

Limitar el consumo de carnes rojas y procesadas

Estas aumentan las probabilidades de cáncer colorrectal. Si se consume, se recomienda que no sea más de 500 gramos a la semana.

Tocino

Suprimir en lo posible el consumo de bebidas azucaradas

Son otras causantes de la obesidad por el exceso de energía que proporcionan. Esto se traduce en los cánceres mencionados previamente en el primer punto.

Limitar o dejar de tomar alcohol

Hay evidencia convincente de que el consumo de bebidas alcohólicas es una causa de cánceres de boca, faringe, laringe, esófago, hígado, colon y seno. Increíblemente dos bebidas al día podrían proteger contra el cáncer de riñón. Sin embargo, sus beneficios se ven opacados frente a las anteriores desventajas.

No usar suplementos para la prevención del cáncer

Por más irónico que parezca, no se ha demostrado que estos suplementos combatan el cáncer con efectividad. De hecho, altas dosis de suplementos de betacaroteno pueden causar cáncer de pulmón. Se recomienda suplir las necesidades nutricionales a través de la dieta.

Si eres madre, amamanta a tu bebé si puedes

Lactar protege contra el cáncer de seno. Además, proporciona nutrientes y protege contra el exceso de peso en los bebés. Se recomienda exclusivamente amamantar por los primeros seis meses de vida del niño. Después, seguirlo haciendo por dos años además de alimentación complementaria.

Si ya se ha desarrollado cáncer, no abandonar estos hábitos

Aquellos que padecen o padecieron cáncer y sobrevivieron no deben de descuidar su salud. Una dieta balanceada con actividad física diaria pueden ayudarlos en su recuperación.