Tidal infló reproducciones de Beyoncé y Kanye West, perjudicando a otros artistas

Tidal infló reproducciones de Beyoncé y Kanye West, perjudicando a otros artistas

Confianza fracturada.

La no muy popular en nuestra región, aplicación de streaming musical de alta calidad Tidal, está en un grave problema.

En su momento contaron con exclusivas como Jay-Z y discos de Beyoncé, que de acuerdo a sus informaciones tuvieron cantidades astronómicas de reproducciones.

Para ese entonces, en 2016, también tuvieron como exclusivo el disco Life of Pablo de Kanye West, del cual informaron se reprodujo 250 millones de veces en 10 días.

Ya era sospechoso, porque de acuerdo a su número de usuarios, 3 millones, cada suscriptor tendría que haber reproducido el disco 8 veces al día.

Es por eso y por otros lanzamientos con cifras, en extremo sospechosas, que el periódico noruego DN lanzó una investigación que arroja resultados horrorosos.

Primero que todo, al día de hoy la base de suscriptores es de solo un millón de personas. Ok, mintieron en eso, pero no es "tan grave".

Lo terrible es que habrían generado reproducciones falsas, usando cuentas de usuarios reales, para beneficiar estos grandes lanzamientos y así, además, pagarles grandes regalías a ellos, perjudicando de paso a otros artistas.

¿Cómo lo supieron? A través de un disco duro que les llegó de forma anónima, que contenía toda la base de datos de Tidal, incluyendo listas de canciones, artistas, suscriptores, países de éstos y sus reproducciones.

Tidal ha negado que esa información sea verídica, pero sospechosamente calza exactamente con información que lanzó Tidal antes de saber sobre su existencia.

Para hacerlo más orgánico, se contactaron con montones de usuarios que supuestamente habían, por ejemplo, escuchado Lemonade de Beyoncé 50 veces en un día. Todos lo negaron.

Otros usuarios habían escuchado singles del disco Life Of Pablo de Kanye West 97 veces en un día, así de específico. Ninguno se pudo atribuir la "hazaña".

El tema es que existe una manipulación, además de filtración/brecha de datos de Tidal que no es menor. La plataforma, definitivamente, está en su peor momento, y todo por culpa de sus malas prácticas.