Philip Morris insiste en que va a acabar con el cigarrillo

Philip Morris insiste en que va a acabar con el cigarrillo

Philip Morris, la mayor empresa tabacalera del mundo, reiteró sus intenciones de reemplazar completamente al cigarrillo por su sistema IQOS.

Hace dos años Philip Morris, la mayor tabacalera del mundo, le mostraba al mundo su último gran invento. Era un supuesto "cigarrillo sin humo" cuyo funcionamiento hacía innecesario prenderle fuego.  Lo que hacía era calentare el tabaco solo lo suficiente para que el usuario saboreara la nicotina, por lo que no aspiraba humo. Bautizado con las siglas IQOS (I Quit Ordinary Smoking), se mostró como una gran alternativa al tabaquismo tradicional.

Aprovechando el momento, el CEO de Philip Morris Internacional (PMI) Andre Calantzopoulos declaró algo literalmente increíble. Al parecer la compañía iba a acabar con casi 130 años de venta de tabaco como lo conocemos. Calantzopoulos aseguró que iba a reemplazar los clásicos cigarrillos por instrumentos que no generaran humo.

Ese momento se prestó para bromas pues muy poca gente se fiaba de los supuestos objetivos de Philip Morris. Casi nadie creyó que eso iba a ser posible. Sin embargo, al parecer la empresa sigue en pie con lo dicho hace dos años.

Philip Morris insiste en que va a acabar con el cigarrillo

La propuesta de Philip Morris

Pues bien, recientemente la vicepresidenta de Asuntos Corporativos para Latinoamérica y Canadá, Gabriela Wurcel, insistió en que el tema se va a volver realidad. En una entrevista con EFE, Wurcel aseguró que el plan de reemplazo de los cigarrillos no tiene vuelta atrás.

El compromiso de dejar de vender cigarrillos y reemplazarlo por productos sin humo es firme".

La vicepresidenta declaró que el año pasado un 40% del gasto de la compañía fue para el desarrollo de productos sin humo. Si bien su meta es depender completamente de estos elementos, por ahora sus ingresos resultan ser de solo un 13%.

Los planes de la compañía son por ahora aumentar las ventas de IQOS. Este está entre otros tres productos diseñados para producir menos daño que el cigarrillo común. Entre los productos están dos de vapor electrónico sin tabaco y otros dos que  solo calientan el tabaco en vez de quemarlo, como el IQOS. Se espera que para dentro de 10 años, los "cigarrillos sin humo" representen el 15% del portafolio de Philip Morris.

Wurcel mencionó que PMI está apuntando a Latinoamérica para comercializar sus productos. Por ahora el IQOS ya está disponible en Guatemala, Colombia y Curazao, donde no están prohibidos los cigarrillos electrónicos. Mientras tanto, en otros países existen prohibiciones o se les sigue considerando como tabaco.

Además habló del éxito que ha tenido IQOS en los 38 países alrededor del mundo donde es permitido.  Según ella, evitar la quema de productos nocivos ha hecho que 10.000 personas al día abandonen el cigarrillo por usar el dispositivo electrónico.

A pesar de que el lindo "sueño de un mundo libre de humo" pueda ser posible, PMI no piensa acabar del todo con el tabaquismo. Tan solo planea cambiar el tipo de consumo por uno menos dañino, pero sin dejarlo completamente.