Las mejores películas en Netflix de directores mexicanos

Las mejores películas en Netflix de directores mexicanos

Porque cualquier excusa es buena para inventar maratones en Netflix.

Acaba de pasar la celebración (ajena) del cinco de mayo, quedan muy pocos días para que Coco se integre al catálogo de Netflix y todo el país ha enloquecido con la serie de Luis Miguel.

Estos tres factores han inspirado al equipo de FayerWayer para darse una sumergida por el menú de la plataforma; para armar y compartir nuestra selección de cinco recomendaciones de películas con directores mexicanos.

Sin un orden específico de relevancia, de manera breve, y bajo el objetivo de compartirles algunas opciones de buen entretenimiento que retraten el país de manera más tangible, y también, con varias muestras de la calidad de exportación propia del talento nacido en el país.

Den clic en el nombre de la película para verla.

 

Crimson Peak (2015) – Guillermo del Toro

Un homenaje entrañable al cine de terror creado a la mitad del siglo XX. Guillermo del Toro logra un cuento torcido con muchos ecos a películas de culto y obras clásicas del terror gótico en la literatura y el teatro. Recomendamos verla de noche, con todas las luces apagadas.

 

Babel (2006) – Alejandro González Iñarritu

Esta cinta representa el cierre de la trilogía temática iniciada con Amores Perros y 21 Gramos. Es igual la última colaboración con el escritor Guillermo Arriaga y marca el final en la madurez narrativa del director.

Vista en retrospectiva, la dinámica de historias cruzadas puede sentirse ya un poco desgastada. Pero las ambiciones estilísticas de Iñarritu tomaron nuevos rumbos a raíz de este filme.

Sexo, Pudor y Lágrimas (1999) – Antonio Serrano

Adaptación de la popular obra de teatro. Esta película se estrenó prácticamente con el cierre del milenio y muestra un retrato entrañable de las relaciones contemporáneas en la caótica ciudad de México.

Producto de una gran serie de coincidencias. Con la industria fílmica en un punto de crecimiento único, con un elenco en su mejor momento de juventud y talento; acompañados por un tema musical tan pegajoso como infeccioso.

La Vida Inmoral de la Pareja Ideal (2016) – Manolo Caro

Heredero directo de la estética de Pedro Almodóvar. Manolo Caro nos regala en esta comedia absurda de enredos una escena delirante, que parece inspirada en Beetlejuice, pero que toma como canción de fondo el clásico retro del grupo chileno Los Prisioneros.

Las nostalgia por el México de ese entonces y esa secuencia valen cada minuto invertido.

El Incidente (2014) – Isaac Ezban

¿Qué es esta anomalía en la Matrix? Es la primera impresión que surge luego de ver El Incidente. Una producción mexicana que mezcla a niveles casi inconcebibles el Thriller con la Ciencia Ficción.

Es, probablemente, la mejor película de su género que se haya producido en el país en muchos años. Pero irónicamente pasó relativamente desapercibida en las salas de cine. Ganando poco a poco su estatus de culto.

Como pueden ver, con tantas producciones originales, Netflix ha dejado de lado poco a poco las grandes cintas de directores mexicanos. Pero aún existen ejemplos rescatables.