La ciudad de Montreal migra todos sus equipos al software libre

La ciudad de Montreal migra todos sus equipos al software libre

Nueva política busca contribuir a su desarrollo y promoverlo entre otras ciudades.

Haciendo eco de los múltiples beneficios de utilizar software libre en la administración pública, Montreal, la mayor ciudad de la provincia de Quebec, en Canadá, ha decidido dar un importante paso: migrarán todos sus sistemas a este modelo de desarrollo.

Como parte de una política de mordenización, la ciudad se ha comprometido a utilizar software con estándares abiertos, al margen de los privativos o que utilizan licencias restrictivas. De esta forma, el departamento de recursos humanos, la administración de documentos, los datos públicos, y absolutamente todos los rubros donde se necesitan programas para funcionar, ocuparán software libre.

El jefe de tecnologías de la información e innovación, François William Croteau, explicó a la prensa local que si bien no pueden cuantificar con precisión los ahorros que podrían derivarse de la nueva política, inevitablemente tendrá impactos positivos:

Esta política ayudará a la colaboración y participación con la comunidad informática en el desarrollo de software libre para avanzar en la tecnologización (…) No podemos aprovechar este tipo de software sin participar en su desarrollo, por lo que debemos invertir en soluciones libres. Habrá una ganancia en el futuro.

Dentro de los objetivos que mencionan en Github, están:

  1. Proporcionar orientación para la selección y uso de software y hardware abierto.
  2. Permitir que el personal y los proveedores de la ciudad participen en el desarrollo de software y hardware abierto.
  3. Contribuir a aumentar la calidad y la seguridad de las soluciones proporcionadas.
  4. Promover la reutilización de los recursos naturales y contribuir al bien común.
  5. Estimular la innovación y proporcionar soluciones modernas adaptadas a los ciudadanos.

Así mismo, el municipio ha dicho que se “se compromete a favorecer la cooperación con otras administraciones públicas mediante el uso de licencias open source para el desarrollo de soluciones de software y hardware. Además, se compromete a promover la reutilización de estas soluciones en el sector público”.

La migración se da casi en paralelo a la millonaria demanda que presentó Microsoft contra el Municipio de Copiapó en Chile por 1700 millones de pesos. La compañía quiere obtener el 6% de sus ingresos, tras evidenciar que utilizan software cumplir sus licencias.