Microsoft demanda con cifra millonaria a municipio chileno por usar software sin licencia

Microsoft demanda con cifra millonaria a municipio chileno por usar software sin licencia

Buscan obtener 1700 millones de pesos. El viejo truco de Microsoft se hace presente una vez más.

Hace unas semanas les contábamos que Microsoft se vio en la penosa necesidad de demandar al Ayuntamiento de Ensenada en México por usar Office sin licencia. Ahora, un nuevo caso se ha presentado en Chile: la transnacional acaba de demandar a la Municipalidad de Copiapó.

Tal como consigna El Mercurio, la acción judicial fue interpuesta a comienzos de mayo. La empresa acusa al municipio local de usar 856 programas sin licencia en 450 computadores y un servidor. Con la acción, Microsoft pretende obtener nada menos que 1.700 millones de pesos chilenos por “uso de programas computacionales sin pagar las licencias”.

Desde el Municipio señalaron que ya se le han pasado 30 millones a la compañía por concepto de uso de software, aunque aún deben invertir otros 60 para “regularizar el uso”.

Un poco de historia

Durante el 2014, el diputado Vlado Mirosevic, reveló cómo fracasó su intento de crear una ley que promovía el uso del software libre en el gobierno debido al lobby de Microsoft. El proyecto del diputado consistía en solicitarle a los órganos del Estado "evaluar, caso a caso, según la conveniencia, la contratación de un software libre y, que cuando un organismo eligiera pagar, lo justificase por escrito".

Tal como mencionamos en ese entonces, el proyecto para promover el software libre de Mirosevic tuvo un éxito rotundo, con 64 votos a favor, 12 abstenciones y un voto en contra de Daniel Farcas. Sin embargo, al final todo fue saboteado por Microsoft.

El diputado de ese entonces, Daniel Farcas, presentó un proyecto que anulaba la gestión de Mirosevic al imponer "la plena aplicación del principio de neutralidad tecnológica", citando argumentos de Microsoft. Las jugadas de la empresa quedaron consignadas en una entrevista que concedió Mirosevic en la ocasión a la revista Sábado:

El diputado llegó al Congreso, revisó la lista de iniciativas a votar y leyó la número 50: "Se le solicita a la Presidenta de la República la plena aplicación del principio de neutralidad tecnológica". Citaba el estudio de la UC y el resto de las razones de Microsoft. Lo firmaba Daniel Farcas: había sido ingresado un día después del proyecto de Mirosevic. Aparecían otros nueve diputados de la Nueva Mayoría, entre ellos cinco que el día anterior habían votado todo lo contrario: Daniela Cicardini, Jorge Insunza, Cristina Girardi, Marcela Hernando y Yasna Provoste. A las 13:47 horas votaron. El proyecto de Farcas ganó con 39 a favor, 5 abstenciones y 16 en contra. Mirosevic miró al lado, a Boric y Jackson: no lo podían creer.

Desde Microsoft, sin embargo, hacen la aclaración de que hace un tiempo vienen trabajando con Linux para la promoción del software libre.