Ecuador ha gastado millones de dólares en espionaje protegiendo a Julian Assange

Ecuador ha gastado millones de dólares en espionaje protegiendo a Julian Assange

¿El huésped más caro de la historia?

Julian Assange lleva años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres. Y su estadía al parecer no ha sido barata: The Guardian ha revelado que el gobierno ecuatoriano ha gastado millones de dólares protegiendo a Assange en una verdadera operación de espionaje.

La investigación llevada a cabo por The Guardian y Focus Ecuador indica que en 2012 el entonces presidente de Ecuador, Rafael Correa, dio luz verde a un completo plan de protección para Assange que incluyó espías y operaciones de inteligencia. Cámaras de circuito cerrado de televisión fueron instaladas en la embajada, lo mismo que un equipo de seguridad que vigilara no solo a Assange sino también a sus visitantes.

Assange

Si Julian Assange recibía visitas, los pasaportes eran retenidos y estudiados para crear un perfil de las personas que entraban a la embajada. Además, se ideó un plan de escape en caso de que la embajada en Londres fuera allanada por la policía: que Assange se convirtiera en el representante ecuatoriano ante la ONU, lo cual le daría inmunidad diplomática.

Toda esta operación, obviamente, resultó increíblemente costosa. El reporte dice que Ecuador ha gastado 5 millones de dólares protegiendo a Julian Assange, usando parte del presupuesto para gastos especiales. Ni siquiera el embajador ecuatoriano sabía del tema hasta que un recibo apareció en el edificio, meses luego de que todo comenzara.

Y pese a toda la hospitalidad, se asegura que Assange igual hizo de las suyas para acceder a internet mediante un enlace satelital propio:

Al penetrar el firewall de la embajada, Assange pudo interceptar las comunicaciones oficiales y personales de los trabajadores.

[…] En 2014, la compañía contratada para filmar a los visitantes de Julian Assange le advirtió al gobierno ecuatoriano que él estaba interceptando y obteniendo información de la embajada y la gente que trabajaba ahí.

Estas revelaciones de The Guardian seguramente van a traer cola. Porque no todos en Ecuador están contentos de tener a tan caro huésped alojado y después de saber la cantidad de dinero gastada en él, más de alguien pondrá el grito en el cielo.

Prohibido olvidar: A Assange le cortaron el internet hace un tiempo a causa de unos tuits.