¿Cómo hacían los grandes dinosaurios para incubar sus huevos?

¿Cómo hacían los grandes dinosaurios para incubar sus huevos?

Algunos dinosaurios podían pesar hasta 2 toneladas, lo que dejaba una incógnita sobre cómo lograban darles calor a sus huevos sin hacerles daño.

¿Cómo podían los dinosaurios que pesaban cerca de dos toneladas incubar sus huevos sin aplastarlos? Esa era la pregunta que se hacían varios investigadores de la Universidad de Nagoya, en Japón. Decidieron entonces analizar los patrones de los fósiles de huevos que se han encontrado. Los resultados del estudio fueron publicados en Biology Letters.

Los científicos se centraron en los ovirraptosaurios, un grupo de dinosaurios emplumados que vivieron entre hace 66 millones y 100 millones de años. El peso de estos podía variar entre los 250 kilogramos y las 2 toneladas.

Se estudiaron nidos fosilizados encontrados en China. En ellos se puede apreciar cómo los dinosaurios acomodaban sus huevos en forma de anillo. Las especies más pequeñas ponían hasta 30 huevos en un círculo de 60 centímetros de diámetro. Mientras tanto, las más grandes formaban circunferencias de hasta 2,2 metros de diámetro. Los huevos podrían haber medido medio metro y pesado 7 kilogramos.

Círculo de incubación de dinosaurios

El equipo determinó que algunas cáscaras de huevo tenían menos poros, una característica que sugería que estaban expuestos en el nido. Estas características llevaron a los científicos a concluir que los dinosaurios más pequeños se sentaban directamente sobre sus huevos. Por otro lado, los más grandes se sentaban en la parte central del nido para protegerlos con sus alas. Aunque esto no generara tanto calor, evitaba que algún depredador se acercara a devorarlos.

El estudio también reveló que los huevos de los dinosaurios más grandes eran más frágiles que los de los más pequeños. Esto se debe a que estos últimos estaban diseñados para soportar más peso (en relación).

 

¿Cómo hacían los grandes dinosaurios para incubar sus huevos sin aplastarlos?

La incubación en lugares de más baja temperatura

Hace un par de meses la misma universidad en conjunto con la de Hokkaidō publicó otras maneras en las que los dinosaurios calentaban sus huevos:

  • Enterrar los huevos en la arena: este terreno daba dos beneficios. Uno era que recibía la luz directa del sol y lograba retener el calor mientras durara el día. El otro era recibir la propia energía geotermal de la tierra. Era popular entre los dinosaurios más grandes como los sauropodomorfos.
  • Descomposición de plantas: Algunas especies como el hadrosaurio cubrían sus huevos de trozos de planta. Las dejaban a la luz del sol mientras se descomponían para conservar calor. También los sauropodomorfos optaban por esto a veces.
  • La típica incubación en el que un padre se sienta sobre el huevo que conocemos liderada por los ovirraptosaurios y que a día de hoy las aves siguen replicando.

Este segundo estudio relacionó estas formas de incubación con evidencia de fósiles encontrados cerca al círculo polar ártico. Se cree que fue el método de descomposición de plantas lo que permitió una exitosa reproducción de los reptiles en climas más fríos de lo normal.

Algunos dinosaurios podían pesar hasta 2 toneladas, lo que dejaba una incógnita sobre cómo lograban darles calor a sus huevos sin hacerles daño.