Colombia: Marcador genético es utilizado exitosamente para identificar cuerpos de personas desaparecidas

Colombia: Marcador genético es utilizado exitosamente para identificar cuerpos de personas desaparecidas

Los indels son variaciones en el código genético que ayudarían a identificar los cuerpos de personas encontradas en fosas comunes en los últimos años.

El tema de las personas desaparecidas en el país debido a los estragos de la delincuencia y (hasta hace poco) el conflicto armado no es precisamente algo de lo que haya que sentirse orgulloso. Sin embargo, a pesar del fin de la guerra esto no es un asunto que deba quedar en el olvido. Después de todo, todavía hay familias que quieren saber qué pasó con sus seres queridos. Para ellas saber la verdad y al menos encontrar los cuerpos de los desaparecidos es mejor que vivir con incertidumbre.

Identificar cuerpos no es tarea fácil pues muchos de ellos son encontrados en zonas rurales en una fosa común. Esto vuelve más complicado el proceso pues el ambiente y el tiempo aceleran la descomposición de un cadáver. La bacterióloga de la Universidad Nacional Anyi Gonzáles lo explica mejor:

El ADN se va desgastando a causa del medioambiente o las mismas condiciones fisiológicas del individuo, por lo que el material genético que se extrae de los restos muchas veces no tiene tejido. Por eso en algunos casos no se logra tener resultados de identificación”.

La Fiscalía revela un dato triste: de los 9.000 cuerpos exhumados de víctimas del conflicto, solo 4.300 han sido identificados. Esto significa que todavía hay un largo camino por recorrer para que miles de familias colombianas conozcan la verdad.

Colombia: Marcador genético es utilizado exitosamente para identificar cuerpos de personas desaparecidas

La solución en la genética

Como proyecto de maestría, González comenzó a trabajar con los indels y su utilidad en la actividad forense. Los indels son INserciones y DELeciones de secciones del código genético, variaciones presentes en el ADN. En otras palabras, son pequeñas mutaciones encontradas en animales y probablemente en seres humanos. De esta forma son ideales para determinar la identidad de los restos encontrados.

Teniendo en cuenta que el análisis del material ya lo aplicaban organizaciones como la CIA en Estados Unidos, era buena idea que en Colombia se probara este procedimiento. Para desarrollar el estudio, la bacterióloga analizó muestras de 201 individuos de los cuatro departamentos de la Región Pacífica. Se determinó que la gente de esa región no tiene muchas diferencias genéticas y que los indels serían útiles para la labor forense.

Acto seguido se hizo un análisis de indels en restos óseos cuyos estudios previos no habían lanzado nada concluyente. El procedimiento pudo cumplir con lo cometido e identificó a un supuesto hombre que desapareció en Nariño. Se confirmó esta conclusión comparando muestras de sangre de la familia con lo arrojado por el análisis de indels.

Todavía no se sabe si el procedimiento se vaya a masificar en el país, pero hay que admitir que es otro paso más por la sociedad en el llamado 'posconflicto'.