Un estudio revela que nuestra percepción visual es más amplia de lo que creemos

Un estudio revela que nuestra percepción visual es más amplia de lo que creemos

En un experimento de percepción visual los sujetos demostraron buenos tiempos de reacción para detectar objetivos incluso detrás de ellos.

Un estudio de la Universidad de Tohoku, Japón, acaba de revelar que la idea de "tener ojos en la espalda" no suena tan fuera de lugar después de todo. Al parecer, tendríamos una percepción visual más amplia de la que creemos tener.

El grupo liderado por el profesor Satoshi Shioiri tenía dudas sobre el desempeño del ser humano en nuestro entorno tridimensional. Según como analizan, el reconocimiento del entorno es importante para algo que llaman "Visión para la Acción". Esto es básicamente el procesamiento de imágenes necesario para guiar movimientos como por ejemplo atrapar una pelota.

Tal como menciona el documento, los investigadores creían que modelos mentales podían influir en el movimiento. Todo esto construido a partir de información tanto visual como no-visual (proporcionada por otros sentidos). La imagen de los alrededores, llamada 'Espacio Peripersonal' influiría en esa 'Visión para la Acción'.

La representación espacial que rodea al espectador, incluso fuera del campo visual, es crucial para moverse por el mundo tridimensional. Para obtener tales representaciones espaciales, predecimos que hay un proceso de aprendizaje que integra entradas visuales desde diferentes puntos de vista que cubren todos los ángulos visuales de 360°".

Percepción

 

¿Cómo comprobaron la teoría?

Para demostrar esto, planearon un experimento con varios estudiantes de la Universidad de Tohoku. En total fueron dos grupos de 26 y 29 personas.

El equipo acomodó seis pantallas alrededor de los sujetos para probar sus habilidades de percepción visual. Fueron puestas de modo que cubrieran un área de 36oº formando con ellas un hexágono.

En cada una de las pantallas aparecía una letra y al sujeto se le pedía buscar alguna en específico. Después de unos cuantos intentos, la persona desarrollaba unos tiempos de reacción notoriamente más rápidos para encontrar el objetivo. Lo lograba incluso con las pantallas ubicadas detrás suyo.

Para los investigadores esto significó que la percepción visual no se limita a lo que aparece actualmente en frente de los ojos. Por el contrario, se extiende en un campo mayor que rodea al observador.

Los resultados indican que existen representaciones de entornos en el cerebro que se pueden utilizar para "mirar hacia atrás" sin la necesidad de girar, tal vez para un movimiento suave y eficiente. En otras palabras, nuestro cerebro construye un mundo imaginario de 360 grados. Sin embargo, la mayor parte del tiempo solo somos conscientes de lo que tenemos al frente.

Según como mencionan, el estudio marca un importante paso en el estudio del cerebro en relación a la percepción y el movimiento.

Percepción