Estados Unidos abre investigación criminal por manipulación de criptomonedas

Estados Unidos abre investigación criminal por manipulación de criptomonedas

Ola de fraudes con bitcoin y otras criptomonedas tienen alerta a las autoridades norteamericanas.

En el último tiempo se ha especulado bastante sobre la eventual manipulación de precios del bitcoin y otras criptomonedas. Así mismo, proyectos derechamente falsos o esquemas ‘pump and dump’ han originado serios cuestionamientos en muchos compradores. Esta realidad pretende ser regulada por el Departamento de Justicia de EE.UU.

La manipulación de los precios y escenarios falsos en el mundo de las criptomonedas no es menor. Sin ir más lejos,en el caso del Bitcoin, pasó de USD $19.343 el pasado 16 de diciembre, a los USD $9.199, en enero. ¿Por qué? Se ha dicho de todo, aunque alguna hipótesis apuntaron al fundador de coinmarketcap, quien eliminó el mercado de Corea del Sur del algoritmo que calculaba el precio. También se apuntó a un japonés que habría jugado grotescamente con el precio.

Si a esto le sumamos sujetos que se organizan con esquemas ‘pump and dump’, ICOs con promesas dudosas que apuntan a reunir dinero sin propuestas demasiado claras, y la gran cantidad de criptomonedas que fracasaron el año pasado, el asunto se vuelve preocupante.

Por esto, el Departamento de Justicia ha abierto una investigación criminal sobre si los operadores están manipulando el precio de bitcoin y otras criptomonedas. Tal como menciona Bloomberg, el comercio de las criptomonedas está fragmentado en decenas de plataformas en todo el mundo, y muchas no están registradas ni en la CFTC en la SEC del país.

Si bien el mercado de las criptomonedas intenta mantenerse al margen de estos organismos, la situación ha llevado a los reguladores a preocuparse de que las personas entren al mundo de las criptodivisas sin conocer los riesgos.

De esta forma, la investigación se centra en el análisis y responsabilidades de diversas prácticas ilegales, cuyos protagonistas pueden influir  en los precios, orquestar propuestas fraudulentas y generar órdenes falsas para engañar a otros comerciantes a que compren o vendan activos.