Cell Broadcast: la tecnología que pudo haber salvado vidas en los sismos del 19 de Septiembre en México

Cell Broadcast: la tecnología que pudo haber salvado vidas en los sismos del 19 de Septiembre en México

Conoce Cell Broadcast, el sistema de alertas que pudo haber ayudado a salvar vidas durante los sismos del 19 de Septiembre, que no se usa en México

Después del 19 de Septiembre de 2017, todos los mexicanos que estuvieron presentes durante los sismos no tienen problemas recordando el pánico y terror que sintieron al no poder hacer nada más que correr a protegerse (cuando les fue posible). En aquel caso, muchos de los habitantes de la Ciudad de México fueron sorprendidos por el sismo, pues aunque ya existe un sistema de alerta sísmica que abarca casi por completo la ciudad, no se activo sino hasta segundos después de haber comenzado, momento en el cual muchos quedaron sin la oportunidad de ponerse a salvo. Debido a la clase de terremoto, hubo poco tiempo de reacción desde que llegó la alerta para activar la alarma.

Para ayudar a los ciudadanos que no se encuentran en el área de las alarmas sísmicas, como aquellos que viven en zonas alejadas a la ciudad o en otros estados que no son cubiertos por alarmas, existen varias aplicaciones para celulares que ayudan a difundir las alertas, como SkyAlert. El problema con estas aplicaciones es que requieren una conexión a internet para poder recibir las alertas, y por esta razón no son un medio confiable (o inmediato). Muchas personas reportaron que jamás recibieron aviso por medio de SkyAlert durante los sismos.

SkyAlert

El SASMEX (Sistema de Alerta Sísmica Mexicano) sin embargo, se activó casi 120 segundos antes de que el sismo comenzara a ser percibido por los habitantes de las ciudades afectadas. El problema es que no cuentan con una manera de difundir la alerta directamente al público. Funcionan por medio de la distribución de información a diversas agencias que proveen el anuncio por sus propios medios.

Pero existe otra manera de comunicar este tipo de alertas. Se llama Cell Broadcast, y ya es utilizado en varios países para advertir a sus ciudadanos de avisos de emergencia, desastres naturales, atentados a la seguridad nacional e incluso, Alertas Amber.

El sistema Cell Broadcast para alertas por GSM

Existente desde 1998, el sistema utiliza la infraestructura de telecomunicaciones ya existente para enviar alertas a todos los equipos celulares de un área determinada, sin importar cu operador o modelo.  Utilizando un sistema GSM (y por ende, compatible con sistemas 2G, 3G y LTE) se pueden enviar mensajes de hasta 93 caracteres por mensaje. Es inmediato y compatible con absolutamente todos los celulares que se encuentren activos, y específico para las personas dentro del área que se desea alertar.

Este tipo de alerta, al ser unilaterales, no se ven afectadas por la congestión de redes, no dependen de conexión a internet y no requiere de una suscripción o pre registro. Estos mensajes pueden ser programados para su envió cada cierto tiempo, y son emitidos directamente por las autoridades que desean informar acerca de una emergencia.

Este sistema se utiliza en sistemas de alerta alrededor del mundo. Estados Unidos lo utiliza con la WEA (Wireless Emergency Alert) para informar de mensajes directos del presidente, para prevención ante desastres naturales o de seguridad, y para la Alerta Ámbar. Japón lo utiliza en el Earthquake Tsunami Warning System, que ayudó a salvar miles de vidas durante los desastres que han sufrido en la última década. Chile tiene el LAT-Alert, Sri Lanka lo implementó después del tsunami en el 2004, y alertó a la isla de Hawaii acerca de un misil dirigido a ellos (que afortunadamente, fue una falsa alarma).

Un sistema perdido en la burocracia

En México, Cell Broadcast fue bloqueado por el Congreso de la Unión. Así es, el gobierno mexicano ya había discutido la implementación de este sistema para avisos de emergencia en el 2015, donde se consideró una modificación a la Ley Federal de Telecomunicaciones para poder obligar a las operadoras por ley el “transmitir los mensajes solicitados por el Ejecutivo federal, de forma gratuita y de manera expedita”.

El Congreso de la Unión bloqueo la propuesta

Se propusieron tres tipos de mensajes distinto para su comunicación por este sistema:

  • Búsqueda y localización de personas desaparecidas
  • Mensajes de emergencia nacional
  • Riesgos inminentes a la seguridad de los ciudadanos.

Propuestas simples y dirigidas completamente a la seguridad nacional. ¿Entonces qué fue lo que pasó? Nadie sabe, nadie supo. Al pasar por la Cámara de Diputados, la propuesta fue modificada para darle prioridad a los intereses de las empresas operadoras telefónicas, protegiéndolos de cargos económicos por ofrecer el servicio de manera gratuita.  Aún así la propuesta modificada aun significó que el servicio se implementará, a un costo relativamente bajo cubierto por el gobierno de la república. La propuesta fue aceptada, y como es protocolo con cualquier modificación de una ley, se envió al Senado para su aprobación. Y desapareció por completo después de eso. Los senadores jamás discutieron acerca de esa propuesta, y no se le volvió a dar seguimiento.

La pelea por un mejor sistema de emergencia

Una petición en Change.org quiere arreglar las cosas. Exigiendo que los distintas organizaciones involucradas en la implementación de un sistema como este (SASMEX, el Instituto Federal de Telecomunicaciones y las operadoras de telefonía) ayuden en la integración de Cell Broadcast para las alertas de emergencia alrededor del país.

Argumentando que "Si se amplía el canal de distribución de alertas sísmicas a teléfonos celulares, estas alertas pueden llegar a millones de personas segundos antes que un sismo de gran magnitud ocurra, se podrían salvar cientos de vidas", la petición ya alcanza las 50,097 firmas, de un total de 75,000 requeridas.

La actualización de las medidas de seguridad del país debe de ser una prioridad constante, con el afán de proteger a los habitantes de desastres catastróficos. Ya comprobamos que en tiempos de necesidad, los mexicanos somos capaces de unirnos para el bien de la sociedad, pero aún así, un poco de aviso, por pequeño que sea, sería una gran ayuda para todos los involucrados.