Esto sucedería si la Tierra girara en dirección opuesta

Esto sucedería si la Tierra girara en dirección opuesta

Un estudio revela las grandes alteraciones al entorno que causaría un cambio en la rotación.

Por años mucha gente se ha preguntado qué sería lo que sucedería si por un evento cósmico la Tierra comenzara a girar en la dirección opuesta, y aunque tendría que suceder para comprobarlo con veracidad, se han realizado estudios y teorías sobre las posibilidades que podrían ser catastróficas.

En esta ocasión tenemos que el Instituto de Metereología Max Plank de Hamburgo realizó una simulación informática para intentar averiguar que sucedería en el mencionado caso de que la Tierra invirtiera su rotación, y concluyeron que definitivamente veríamos alteraciones drásticas en el entorno de nuestro planeta, sobre todo en sus características climáticas y la distribución de los océanos (vía BBC Mundo).

Así que en teoría, en caso de que un meteorito impactara la Tierra y eso causara un cambio en el sentido de su rotación, tendríamos modificaciones en los patrones de los vientos y la circulación de los océanos, lo que de entrada provocaría cambios en las temperaturas y en el régimen de las lluvias.

Este tipo de alteraciones causaría fenómenos inusuales como una gran vegetación en el desierto del Sahara y zonas de América convertidas en desiertos. En cuanto a los cambios en los océanos, se habla de un colapso del sentido de circulación de las corrientes del océano Atlántico y la reversión de las corrientes del Pacífico.

También veríamos modificaciones químicas en el agua y cambios importantes en las zonas donde confluyen los vientos de ambos hemisferios.

Anteriormente se han realizado otras investigaciones para este tipo de escenarios y en general se habla de un resultado similar que definitivamente sería terrible para la vida en el planeta, así que realmente esperemos que nunca sucedan.

Hablando de la rotación de la Tierra, cabe señalar que también se ha estado hablando de una leve desaceleración que de acuerdo a algunos estudios tiene relación directa con la cantidad de terremotos.