Poder Violeta, el videojuego para móviles ideado para luchar contra el acoso sexual

Poder Violeta, el videojuego para móviles ideado para luchar contra el acoso sexual

Poder Violeta se creó para concienciar sobre los casos de acoso que viven las mujeres en el transporte público casi todos los días.

El acoso sexual es un problema que a menudo ignoramos pero pasa más frecuentemente lo que creemos. La mayoría de personas que sufre un caso de este tipo no sabe cómo reaccionar en el momento o si debería de hacerlo, pues se pregunta si vale la pena actuar a costa del poco tiempo del que se dispone o sufrir a una posible respuesta del agresor. Lo que es peor: cuando se reacciona, hay casos donde la gente que presencia el caso no proporciona apoyo alguno. Es por eso que un grupo de profesores de la Universidad Javeriana de Colombia creó Poder Violeta.

Poder Violeta es un videojuego para móviles Android que ya está en Google Play. Su objetivo es crear conciencia sobre el acoso sexual que viven miles de mujeres a diario en el transporte público. La intención es generar empatía para entender más lo que viven las víctimas del acoso y no juzgarlas por ello.

Acosadores Violeta

Cómo se juega

La aplicación hace que el jugador se ponga en los zapatos de una mujer que va camino al trabajo. Su nombre es Violeta, y su objetivo es llegar a tiempo. No obstante, su travesía se verá muy obstaculizada por la gran cantidad de acosadores que se puede encontrar. En su camino recibirá miradas morbosas, comentarios pasados de tono y manoseos en su cuerpo.

Violeta deberá esquivar a los posibles acosadores, quienes están marcados en verde, pero no siempre será así. Habrán situaciones obligatorias en las que se topará con alguno de estos individuos y se sentirá amenazada. Es entonces cuando el juego pedirá tomar una decisión: ignorar, gritar o defenderse (físicamente).

Reacciona

Hay que tener en cuenta: ignorar hará que el agresor quede impune, pero actuar no garantiza que se cobre justicia. En ocasiones por más que se grite y se confronte al culpable, la gente de alrededor puede decidir no respaldar a Violeta y verse sola y en desventaja contra este sujeto. Además, la acción podrá hacer perder tiempo (un corazón) al jugador.

Solo en determinados casos una confrontación terminará en el apoyo de la gente y un posterior apresamiento del agresor por la policía. Sin embargo, la mayoría de veces el jugador estará por su propia cuenta.

Si se pierde, se mostrará la cara frustrada de Violeta con un mensaje con cifras reales sobre el acoso. Si se gana, se felicitará al jugador pero aparecerá cuantas veces fue amenazada su integridad en el trayecto. Haga lo que se haga, se vive un poco de la frustración de una mujer acosada.

Para el profesor y desarrollador Carlos Torres, la aplicación fue una buena idea para generar empatía:

Las políticas que tienen que ver con el tema se dirigen a las mujeres, pero muy pocas se centran en el acosador. Lo ideal de nuestra apuesta es que los hombres lo juguemos y nos sintamos, de una manera simbólica, en los zapatos de una mujer usando el transporte público".

Perdiste Violeta