¿Qué es NEO y por qué está revolucionando las plataformas blockchain?

¿Qué es NEO y por qué está revolucionando las plataformas blockchain?

"La tecnología blockchain está respaldada por el gobierno chino", nos dijo el encargado de I+D de la plataforma china.

China es uno de los países que ha disparado contra criptomonedas como bitcoin. No obstante, existe una plataforma de blockchain propia, que incluso se ha hecho conocida internacionalmente: NEO.

NEO es una plataforma de blockchain o cadena de bloques. Someramente, blockchain es una estructura de datos que se almacena en conjuntos o bloques, distribuidos en una red. La confirmación de estos datos se logra mediante un proceso de “consenso” entre los participantes de dicha red. Esto se traduce en una gran seguridad y veracidad de la información, “es una máquina de confianza”. Así lo plantea NEO en su sitio:

Con la tecnología blockchain, la digitalización de los activos puede ser descentralizada, confiable, trazable, altamente transparente y libre de intermediarios. En NEO blockchain, los usuarios pueden registrar, comerciar y hacer circular múltiples tipos de activos. Probar la conexión entre los activos digitales y físicos es posible a través de la identidad digital.

Onchain, compañía de investigación y desarrollo de blockchain con sede en Shanghai, comenzó a desarrollar Antshares en febrero de 2014. Antshares pasó a llamarse precisamente NEO con el tiempo. La compañía desarrollado una arquitectura de redes distribuidas (DNA) para permitir la fácil implementación y desarrollo de blockchains.

La intención final es ambiciosa: quieren que cada campo interesado pueda migrar fácilmente sus datos y activos a una cadena de bloques privada o pública. Precisamente, el lugar donde se desarrolla NEO, el país más poblado del mundo, junto a su tecnología, lo han llevado a destacar. También se le ha llamado “el Ethereum chino"

Economía inteligente

En el marco del próximo Blockchain Summit Latam, que se realizará en Santiago de Chile, Malcolm Lerider, encargado de investigación y desarrollo de NEO, nos comentó particularidades del proyecto:

NEO es un proyecto con la visión de lograr una economía inteligente. Tenemos una plataforma blockchain que permite contratos inteligentes; la plataforma está gobernada por los tokens NEO y las tarifas de los servicios en la red son pagados por los tokens GAS.

Como tal, NEO no es una moneda y no está destinada a ser una moneda. Somos una plataforma que está diseñada para operar en cualquier jurisdicción. Muchos proyectos chinos se basan en nuestra plataforma, también algunos que tienen el mercado chino en mente. La tecnología blockchain está respaldada por el gobierno chino, incluso con incentivos económicos para los proyectos blockchain.

En NEO mencionan que la intención es transmutar la economía tradicional a una inteligente, y para esto entregan la opción de generar contratos inteligentes. Para Lerider, la versatilidad de la plataforma es la apuesta de éxito:

En NEO tenemos nuestros propios compiladores con archivos .avm, los cuales pueden ser usados en NEOVM. Esto significa que admitimos todo tipo de lenguajes de programación para contratos inteligentes. Los desarrolladores pueden escribir contratos inteligentes en C#, Python, Java, Go, JavaScript, y otros. Esto permite que las unidades de desarrollo de software tradicionales, puedan aprender fácilmente sobre contratos inteligentes y tecnología blockchain.

Otro punto medular en NEO es precisamente el algoritmo de consenso que utilizan por detrás. Contrariamente al de Prueba de Participación (PoS) o Prueba de Funcionamiento (PoW), NEO usa uno denominado Tolerancia Delegada ante Fallo Bizantino (dBFT), “un algoritmo de consenso implementado dentro de la cadena de bloques NEO para garantizar la tolerancia ante los fallos”. Así lo comenta Lerider:

NEO no usa PoS o PoW. NEO usa dBFT. Con el algoritmo dBFT, nunca hay ramificaciones durante el consenso, así que siempre hay un 100% de finalidad en cada bloque. En PoW y PoS, los usuarios tienen que esperar entre 10 y 30 confirmaciones para sus transacciones.

Esto es porque el algoritmo de consenso puede ramificarse, de modo que los usuarios deben esperar para asegurarse que están en la cadena. NEO no se ramifica; siempre hay una sola cadena. requiere menos nodos participando en consenso y puede alcanzar fácilmente miles de transacciones por segundo.