Mujer rusa fue "embalsamada viva" mientras le hacían una operación

Mujer rusa fue "embalsamada viva" mientras le hacían una operación

Por error los médicos le le suministraron a la mujer un líquido relacionado a la conservación de los muertos, por lo que se dice que fue "embalsamada viva".

Una mujer rusa murió luego de luchar por su vida durante unas horas después de que le suministraran Formalina. Esta sustancia contiene un 40% de Formaldehído, que es un líquido usado en cadáveres para que tengan una buena apariencia a la hora de su velación y posterior funeral. Es por esto que se dice que fue embalsamada viva.

La mujer se llamaba Ekaterina Fedyaeva y tenía 28 años. Iba a ser intervenida por un supuesto quiste en los ovarios que tenía y era necesario removerlo. Por esta razón fue sometida a una laparoscopia en un hospital de Ulyanovsk, una ciudad del occidente de Rusia.

Durante la operación, el equipo médico pretendía suministrarle solución salina pero cometieron un grave error. Aún por situaciones desconocidas, confundieron la solución con la sustancia Formalina. Después de la operación Fedyeva se sentía mal y le dijo a su madrastra: "estoy muriendo". Tanto ella como los médicos hicieron caso omiso a esta advertencia pues creían que solo sentía el típico dolor post-operatorio. De un momento a otro empezó a tener una falla orgánica múltiple.

En ese momento la trasladaron a Moscú para tratar de salvarle la vida. Los médicos y enfermeras trataron de salvar su vida tratando de expulsar el líquido. Infortunadamente su cuerpo no resistió y murió a las 14 horas de habérsele sido suministrada la Formalina.

Según expertos, el Formaldehído se usa para evitar que un cuerpo se descomponga y se vea bien para su funeral. Normalmente se reemplaza la sangre del cuerpo por el líquido, que evita que las bacterias hagan su trabajo. Además, es una sustancia con propiedades cáusticas, por lo que probablemente la víctima haya sufrido una sensación de estarse quemando por dentro. Murió como si hubiera sido embalsamada.

Las investigaciones sobre negligencia médica se adelantan. Mientras tanto, el ministro de salud Rashid Abdullov, se disculpó con la familia de Fedyaeva y consideró el caso como "una tragedia terrible".