La película mexicana prohibida, "Manual de Principiantes para ser presidente" se estrena en línea

Una película mexicana acerca de la figura presidencial del país ha sido rechazada por todas las distribuidoras de México. Ahora sera lanzada por internet.

Después de 10 años de esfuerzo, Salim Nayar por fin ha logrado terminar su película. Obstáculo tras obstáculo se le fue presentando durante esos diez años. Además de falta de presupuesto y la oposición de figuras en el poder, Salim Nayar se enfrentó a distribuidores que le rechazaron, y a las cadenas de cine más poderosas de México que se rehusaron a proyectar su película en la pantalla grande. Incluso la Cineteca Nacional no le permitió exhibir el filme, conocida por presentar algunos de los títulos más desconocidos en el medio.

Una película de un carácter político, “Manual de principiantes para ser presidente” cuenta la historia de un hombre idealista y el esfuerzo de varias personas para intentar llevarlo a la presidencia. En épocas electorales dentro del país, y con antecedentes de censura hacia esa clase de temas, se trata de una tragicomedia acerca de la figura presidencial en México. Sin duda una idea ambiciosa, pero difícil de completar.

Una película difícil de digerir para los cines mexicanos

Ante el rechazo que se le presentó en distribuidoras alrededor del país, el director Nayar ha decidido tomar el consejo de uno de los productores ejecutivos de la película. Se alió con Vimeo TP y creó una página web en donde estará disponible la película en su totalidad. “Manual de principiantes para ser presidente” estará disponible digitalmente para renta (por $79 MXN) o para su compra (por $159 MXN).

La película, terminada en 2016, fue presentada en los Premios Latino del Festival de Marbella, en Cataluña. Obtuvieron diferentes premiaciones en el festival, y fueron celebrados como una de las mejores películas en ese evento. Sin embargo, en México no fueron recibidos de la misma manera, ofreciéndoles un estreno y alcance limitado, y después retractándose y quitándoles la oportunidad. Tras una exposición limitada de un fin de semana en Estados Unidos, decidieron tomar el control de su distribución y crear la página Une y Vencerás.

“Dejemos que la gente decida si la quiere ver o no, pero que no sea un sistema de cines el que te bloquee” dijo Jonathan Treisman, el productor ejecutivo que dio la idea de distribuirse por su cuenta. Esperemos que su filme alcance al público para el cual estaba dirigido, sin duda un esfuerzo encomiable de un director para completar su visión.