Este japonés construyó un increíble Gundam de 8,5 metros de altura

El ingeniero japonés Masaaki Nagumo cumplió su sueño de crear su propio Mobile Suit Gundam, que puede disparar balas de esponja a 140 km/h

El ingeniero Masaaki Nagumo siempre soñó con tener su propio robot basado en Mobile Suit Gundam. Esta siempre fue su serie favorita desde niño y recientemente pudo hacer realidad lo que toda su vida quiso.

Inspirado en el anime de los 80s, construyó un robot de 8,5 metros de altura que puede ser piloteable. Dentro de sí contiene una cabina para que una persona controle los brazos y piernas del gigante. Desde allí también se puede ver con un monitor el mundo exterior a medida que se avanza.

Mononofu

El hombre no pretendió hacer el mismo Mobile Suit Gundam de color blanco que aparece en la serie original. En cambio, construyó su propia versión que bautizó como "Mononofu".

A pesar de sus 7 toneladas de peso, puede desplazarse (aunque a una velocidad de menos 1 km/h). Por otro lado, en su brazo derecho cuenta con un arma de aire comprimido que dispara bolas de esponja a 140 km/h.

Aparte de sus piernas, también puede mover sus dedos y girar su parte superior. Adicionalmente, puede desplazarse tanto hacia adelante como hacia atrás.

Este robot fue creado en la empresa Sakakibara Kikai, y su finalidad es ser usado para entretenimiento. Puede ser alquilado junto a otros robots para amenizar lugares como fiestas infantiles u otro tipo de reuniones. Eso sí, a un precio de 100.000 yen (930 dólares) la hora.

Como dato curioso, el robot es tan grande que para poderlo sacar del taller en el que se encuentra, es necesario desmontarlo primero, pues no cabe por la puerta principal.