Los gamers invidentes tendrán una experiencia real en los juegos de carrera con esta nueva interfaz

Los gamers invidentes tendrán una experiencia real en los juegos de carrera con esta nueva interfaz

La interfaz provee a los jugadores invidentes de información auditiva como la velocidad del automóvil y la proximidad a una curva en la carretera.

Un académico desarrolló un sistema que permite a los invidentes disfrutar de la experiencia de un juego de carreras.  El responsable es Brian Smith, candidato a doctor en Ciencias de la Computación de la Universidad de Columbia. Dicha interfaz haría que la gente con discapacidad visual se desempeñara mejor que alguien en plenas facultades.

La interfaz se conoce como RAD (Racing Auditory Displayy emplea sonidos para dotar de información al jugador sobre la pista. Destaca de otros sistemas similares porque RAD se adapta a cualquier juego de carreras. A diferencia de los demás, no es una versión "simplificada" de un título existente.

Para Smith había una especial dificultad en la cantidad de información que se le dotaba a una persona con discapacidad:

Nuestro desafío era dar a los jugadores con discapacidad visual suficiente información sobre el juego para que pudieran tener la misma sensación de control y emoción que los jugadores videntes, pero no tanta información que se sentirían abrumados por la sobrecarga de audio o atascados en solo descubrir cómo interpretar los sonidos.

Smith desarrolló también su propio prototipo de  juego de carreras con el motor Unity. Una vez hecho,  empleó  más de 15 voluntarios de fundaciones para invidentes para probar RAD. La mayoría manifestó comodidad y diversión a la hora de conducir en el juego.

Gamer invidente

¿Cómo funciona?

El sistema RAD tiene dos componentes principales para controlar el desempeño en la pista.

El primero permite al jugador  percibir un sonido constante que indica la velocidad a la que va el automóvil. Igualmente este le ayuda a ubicarse en la carretera sin golpearse con los bordes del camino. Según explica el documento del autor, estando el vehículo en el centro de la carretera hace que el sonido de su motor se encuentre exactamente en el medio de los dos audífonos del usuario. A medida que el automóvil se mueve a los lados, su respectivo sonido se desplaza con más o menos intensidad a uno de los audífonos. De esta forma, los invidentes se dan cuenta de que se están desviando del camino y enderezan su desplazamiento.

El otro es la alerta de giros en la carretera. Por medio de pequeños pitidos se avisa al jugador que se aproxima un giro. Habrá una pequeña cuenta regresiva que en el último pitido que alertará al conductor de girar inmediatamente el volante. Sobre qué tanto se debe girar y hacia qué lado se encuentra en la información que constantemente dota el primer componente del RAD.

Las aspiraciones de Smith en un futuro implican el desarrollo de interfaces para otro tipos de juegos: Aventuras, RPG's, First Person Shooters y más.

Prototipo