Polémica por estatua de Jesucristo en Polonia que le da señal de Wi-Fi a aldeas cercanas

Polémica por estatua de Jesucristo en Polonia que le da señal de Wi-Fi a aldeas cercanas

La estatua de Cristo más alta del mundo ha escondido en su corona equipo y antenas de internet y señales Wi-Fi. Nadie en el pueblo sabe cómo llegaron ahí.

De 36 metros de altura, sin contar la colina sobre la cual está construida, la estatua de Cristo Rey de Świebodzin en Polonia es la más alta en el mundo. Sobrepasando al Cristo Redentor de Brasil (30m) y al Cristo de la Concordia de Bolivia(34m), esta estatua fue construida con fondos recaudados por habitantes del pueblo de Świebodzin tras ser propuesta por un sacerdote local ahora fallecido, Sylwester Zawadzki.

Estatua de Jesucristo en Polonia le da señal a aldeas cercanas. Señal de Wi-Fi.

Pero hace poco, los residentes del pueblo se han dado cuenta que dentro de la corona en la cabeza de la estatua, hay antenas y equipo utilizado para transmitir señales Wi-Fi.

El misterio de la señal de Cristo

Al principio, nadie sabía quién estaba tras el equipo de internet sobre la cabeza de esta estatua colosal. Un medio local, Fakt 24, investigó un poco acerca de la situación. Tras algunas otras controversias locales, decidieron contactar a la parroquia directamente para saber quien podría estar ocupando la estatua. La parroquia negó rotundamente que el espacio estuviera en renta a ninguna persona, y dicen ser ignorantes acerca de quien es el culpable.

Una fuente anónima que dice ser parte de una operadora de internet local le dijo a Fakt 24 que las antenas fueron una petición del ahora difunto sacerdote, mismo que ordenó la construcción de la estatua. Dijeron también que la razón fue que la iglesia necesitaba una red para su sistema de vigilancia, y que fue un contrato completamente legal.

Esta señal también se envía a otros clientes en los alrededores, pero la fuente anónima no reveló su nombre, ni la compañía que provee el servicio “divino”.

Descubierto por medio de drones, nadie ha hecho aún un anuncio acerca del porqué o cómo llegaron las antenas a la cabeza de la estatua, ni de qué sucederá con el equipo. Pero la gente del pueblo está molesta que durante 8 años estas antenas hayan estado profanando la estatua, y nadie haya hecho nada acerca de ello.