Conspiranoicos acusan a Google de ocultar al Monstruo del Lago Ness de su plataforma Maps

Conspiranoicos acusan a Google de ocultar al Monstruo del Lago Ness de su plataforma Maps

¡Google quiere ocultarnos la existencia del monstruo!

Google es acusado por supuestamente ocultar imágenes de lo que sería el Monstruo del Lago Ness. Según la gente que apoya la existencia de "Nessie", hasta hace poco en Google Maps se lograba ver la silueta de la criatura saliendo del agua. No solo eso, sino que se cree que otras pequeñas figuras que salían del eran su descendencia.

Al parecer la plataforma cambió recientemente la imagen que tenía de la zona. El punto exacto donde se podía ver esta extraña forma ahora no es más que una extensión de agua. Se cree que la imagen fue alterada ocultar la existencia del conocido monstruo.

Entre las razones que se comentan, una sostiene que el gobierno británico ya encontró al monstruo. El gobierno con apoyo de Google estaría escondiendo una supuesta pugna entre dos reconocidos museos. Por un lado, el Museo de Historia Natural de Londres; y por otro, el Museo Real de Escocia en Edimburgo. Ambos estarían reclamando la exhibición de la criatura.

Lago Ness

¿De dónde surgió la leyenda del Monstruo del Lago Ness?

Todo comenzó con la historia contada en un libro publicado en siglo VII llamado "La vida de San Columba". En él, el monje irlandés Columba de Iona (521-597) llegó a un pueblo frente al lago donde enterraban a un hombre. Los lugareños le explicaron que murió ahogado después de que una criatura lo arrastrara al agua. Para comprobar la historia, mandó a uno de sus seguidores a nadar en la misma zona. Cuando el hombre fue atacado por el monstruo, San Columba hizo la señal de la cruz y rechazó el ataque. "No avances. No toques al hombre. Regresa de donde vienes ahora mismo", le gritó".

No se volvió a saber de la criatura hasta el siglo XX. En el año 1933 un hombre llamado Georce Spicer y su esposa avistaron un extraño animal en las aguas. Lo describieron como una criatura de 1,2 metros de alto y 8 metros de largo con un largo cuello. Gracias a ello, se creó un imaginario del monstruo parecido a un plesiosaurio, un ser prehistórico.

Curiosamente desde ese momento la cantidad creciente de "avistamientos" del monstruo coincidieron con la construcción de la carretera que rodea al lago. El mayor número de gente que pasaba por la zona ayudó a alimentar la leyenda.

 

Plesiosaurio