Colombia: En la Universidad Nacional desarrollan un videojuego para evaluar déficit de atención en los niños

Los niños tratarían de pasar los niveles, y dependiendo de los objetivos que consigan en el juego, este les evaluará su nivel de atención.

"El Trastorno de Déficit de Atención (TDA) comienza cada vez a más temprana edad", explica Harold Steven Bastidas. Él, quien es un administrador de sistemas informáticos de la Universidad Nacional de Colombia, ha estado trabajando en un proyecto que evaluaría el TDA de los niños que lo posean. "Básicamente son niños que no son capaces de poner atención, son impulsivos, y a menudo tienen hiperactividad".

Por esta razón, Bastidas creó un videojuego que podría ser de gran ayuda en el tratamiento del trastorno. "Jack y las Tres Cuevas" es un juego de plataformas en 2D muy sencillo, pero con una finalidad clara. Está contemplado para niños entre los 5-12 años y por ahora solo tiene 3 niveles, pues sigue siendo un prototipo.

El jugador se tiene que abrir paso a través de enemigos por ambientes subterráneos. Al terminar un nivel, el juego hará un análisis de los objetivos conseguidos para determinar su nivel de déficit de atención. Cosas como el tiempo que se tarde en un nivel son tenidos en cuenta.

El niño simplemente juega y no sabe del todo que está siendo sometido a un examen. Al finalizar el nivel, la persona encargada que lo acompaña es quien debe analizar el resultado".

Según Bastidas, el juego es una segunda versión de lo que hicieron unos compañeros de carrera. Ellos ya habrían hecho la investigación en el campo de la salud y habrían diseñado su propio juego.

El esfuerzo de Bastidas fue rehacerlo casi que al 100% con unos gráficos un poco más pulidos. Además, incluyó nuevas habilidades, permitiendo una jugabilidad un poco más fluida. Todo esto hecho por sí mismo como trabajo de grado.

Por ahora el juego no está contemplado para lanzarlo al público debido a que sigue siendo un prototipo. Adicionalmente, la falta de tiempo del autor y de una licencia completa en el programa Construct, donde desarrolla el juego, le impiden por ahora continuar con lo que ya se ha hecho.

Para Bastidas la versión gratuita del programa es muy limitada. No obstante, una posible gestión de su asesor de tesis por conseguir la licencia este año podría revivir su meta de subir su juego a la Play Store.