¿Cambridge Analytica 2? Twitter también vendió datos de sus usuarios

¿Cambridge Analytica 2? Twitter también vendió datos de sus usuarios

Representantes de Twitter y Google fueron citados a declarar ante el Congreso de EE.UU.

Tras el escándalo de Cambridge Analytica donde se filtraron los datos de cerca de 80 millones de cuenta privadas, sale a colación otra empresa: Twitter. Un nuevo informe reveló que la firma también vendió datos.

Luego de que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, testificara ante el Congreso sobre el uso indebido de datos, han comenzado a surgir interrogantes sobre otras plataforma sociales. Como sabemos, Cambridge Analytica violó la privacidad de los usuarios para gestionar la campaña de Donald Trump, un acto condenado a nivel mundial.

En el caso de Twitter, se habría vendido acceso a datos a un académico de la Universidad de Cambridge, vinculado a Cambridge Analytica. El académico de nombre Aleksandr Kogan, fue uno de los que obtuvo información de usuarios de Facebook (cuestionario de personalidad) que luego utilizó Cambridge Analytica.

Aleksandr Kogan estableció su propia empresa comercial, Global Science Research (GSR), y fue precisamente a esa firma a que se le concedió acceso a datos públicos de Twitter, cubriendo meses de publicaciones. Así lo mencionó Twitter en un comunicado rescatado por Bloomberg:

En 2015, GSR tuvo acceso (API) una sola vez a una muestra aleatoria de tuits públicos, que corresponden a un período de cinco meses: desde diciembre de 2014 a abril de 2015. Según nuestros informes, respecto a una revisión interna, no encontramos ningún acceso a datos privados sobre las personas que usan Twitter.

Tras vender el paquete de datos, la compañía también dijo que eliminó Cambridge Analytica y entidades afiliadas como anunciantes. No ha mencionado cuánto le pagó GSR. En todo caso, Twitter mencionó que no vende datos privados de mensajes directos, por lo que no habrían sido comprometidos.

Al mismo tiempo, tras el escándalo de Facebook, los legisladores han pedido al cofundador de Twitter, Jack Dorsey, y al CEO de Google, Sundar Pichai, que declaren sobre las implicancias de la filtración de datos.