El Bosón de Higgs podría destruir el Universo

El Bosón de Higgs podría destruir el Universo

El Bosón de Higgs fue descubierto en 2012 y sigue dando de qué hablar: los seres humanos todavía tenemos mucho por aprender sobre él.

El Bosón de Higgs ha sido uno de los descubrimientos más importantes de la raza humana. De hecho, no fue fácil encontrarlo y las investigaciones continúan: todavía nos queda muchísimo que aprender.

Uno de los descubrimientos recientes sobre él es, de hecho, que podría acabar con el universo. Incluso el proceso podría ya haber comenzado, según los científicos.

La posibilidad existe: el Bosón podría ya haber colapsado sobre sí mismo en alguna parte del universo. Esto a su vez crearía una burbuja energética de vacío que se expandiría y al final se tragaría absolutamente todo; la Tierra incluida.

El Bosón de Higgs y el apocalipsis cósmico

Por la gravedad del tema, no es algo que los científicos toquen a la ligera. El artículo lo puedes encontrar en el diario Physical Review.

¿El universo se acabará algún día? La respuesta rápida: sí. La respuesta larga: según la física; existe una teoría llamada el Modelo Estelar que describe el todo. Es decir, todas las partículas que conocemos y también las fuerzas en el universo. Esta teoría toca una obviedad: todo lo que tiene un principio, tiene un final. Y el Universo tuvo un principio.

Explicándolo: conforme la energía oscura sigue acelerando la constante expansión del Universo; la materia que conforma al mismo se dispersará cada vez más a la vez que se alejará. Esto seguirá sucediendo hasta que la última estrella se apague. Entonces, el Universo se convertirá en un lúgubre, oscuro y frío abismo que seguirá en expansión. Para este punto, ya nada brillará en él.

Así es como se cree que terminará todo. ¿Cuándo? Bueno, tomando en cuenta cálculos exactos; los científicos creen que podría suceder dentro de 10139 años. Todavía nos queda algo de tiempo… ¿o no?

Un nuevo modelo que no es tan optimista

Los investigadores de la Universidad e Harvard tienen ahora un nuevo modelo un tanto dramático. Según dicho modelo; el Universo acabará con mucho más ruido: un estallido, y no dentro de tantos años.

Anders Andreassen es el autor principal del estudio; y es también él quien afirma que el motivo del mismo fue corregir las aproximaciones y conocer la fecha más exacta posible para el fin de los tiempos.

Entonces decidieron poner las cartas sobre la mesa y usar la información conocida sobre masas, interacciones entre partículas y; especialmente, el polémico Bosón de Higgs. Este último es considerado el portador de la fuerza (sin referencias a Star Wars); que además confiere su masa a todas y cada una de las partículas. No por nada se le conoce como 'La Partícula de Dios'. La masa de este es de 125 gigaelectronvoltios.

De hecho; de aquí nacen muchas cosas. La masa que se tiene registrada del Bosón podría no ser la más baja posible para él. Podría ser sólo un valor temporal estable; mismo que podría cambiar en cualquier instante y sin previo aviso. Algunos de los más cuidadosos cálculos indican que el Universo que conocemos podría ser realmente un "falso vacío"; diferente al "verdadero vacío" que se tiene en la configuración de la energía más baja posible.

Por ejemplo…

No es algo sumamente fácil de comprender, claro está. ABC lo explica así: pensemos en el Bosón como una pelota atrapada en el fondo de un valle de poca profundidad; el valle representa su masa. Mientras tanto, al otro lado de la colina; existe otro valle pero mucho más profundo que se corresponde con una masa de menor potencial. El Bosón no puede subir rodando por la colina y está atascado en su configuración actual. En su valle actual. 

Pero… el Bosón de Higgs es una partícula subatómica; y como tal, tiene la posibilidad de comportarse como onda. Entonces, no tiene una posición bien definida. En cualquier momento; según el artículo científico citado más arriba, podría crear una especie de túnel que pasaría a través de la colina y llegaría al otro valle. Esto resultaría en una masa inferior a la que conocen los científicos. Y entonces, el caos. 

Como ya explicamos, el Bosón de Higgs es quien le da masa a todas las otras partículas. Por eso, si cambia en sus propiedades, los estragos podrían crear problemas irreparables en los cimientos del Universo. La vida no sólo humana; sino de todos los seres, depende de que estos valores sigan iguales; y si cambian, todo podría terminar, o por lo menos como lo conocemos.

Esto, de hecho, podría ya estar pasando y nosotros no lo habríamos notado

Aquí viene lo más inquietante de este nuevo modelo: el final podría ya haber comenzado. El Universo es enorme, de hecho para fines prácticos se dice que es infinito. El ser humano no lo conoce (y quizá jamás lo conozca) por completo. Hay lugares que están fuera de nuestro alcance; y en uno de estos lugares, de hecho, el colapso del Higgs podría ya haber sucedido. Esto habría producido una burbuja de energía negativa que estaría expandiéndose con rapidez: en su interior, un Universo con enloquecidas propiedades; o al menos según nuestro casi nulo entendimiento.

Si esto ya sucedió (no se sabe; recordemos que es sólo una de tantas posibilidades); esa burbuja llegaría en algún momento hasta nuestra parte del cosmos y simplemente tragarnos. Y no nos daríamos cuenta: pasaría sin previo aviso (Einstein dijo que la información no puede desplazarse más rápido que la luz).

Y bueno; esta teoría no es la más optimista que existe. Si quieres saber más de ella en términos mucho más técnicos); aquí puedes encontrar el artículo completo (en inglés).