Universidad de Stanford protesta contra la adicción al iPhone

Universidad de Stanford protesta contra la adicción al iPhone

Estudiantes de la Universidad de Stanford quieren que Apple haga un iPhone que sólo haga llamadas. Para recudir los niveles de adicción que produce.

La adicción a smartphones es un problema real y potencialmente peligroso para cualquiera que haya tenido un dispositivo de este tipo entre sus manos. Y al parecer se vuelve un conflicto aún mayor cuando se trata de un iPhone. Tanto que los estudiantes de la Universidad de Stanford ya protestan contra Apple.

De acuerdo con un reporte de Palo Alto Online, una sociedad de alumnos, bajo el nombre de Stanford Students Against Addictive Devices, se manifestó frente a una Apple Store de la localidad este fin de semana, repartiendo una serie de panfletos en donde protestan contra la adicción que produce el iPhone.

El documento, repartido a los clientes y transeúntes que pasaban por el lugar muestra una clara postura de exigencia contra los chicos de Cupertino, donde culpan al iPhone de todo:

Los iPhones son nuestra puerta de acceso a servicios adictivos (léase: Facebook y compañía), por lo que Apple es capaz de ayudarnos a frenar nuestra dependencia. Aunque el modelo comercial de Apple no depende de la adicción a los dispositivos, ellos fallan al no tomar medidas sensatas para solucionar el problema.

El panfleto, igual que su sitio web oficial, insta a todos los dueños de un iPhone a que limiten sus funciones, para que el dispositivo sólo pueda tomar y recibir llamadas. Así como enviar mensajes simples de texto.

De esa manera se reduciría los niveles de exposición y peligro a volverse adicto. En paralelo el grupo de estudiantes exige a Apple que tome el asunto en serio y habilite opciones de restricción en el iPhone.

Lo curioso es que supuestamente muchos de los participantes en estas protesta son justamente alumnos de carreras relacionadas con las TIC.