Porsche asegura que el rendimiento de su Mission E será superior al de los autos Tesla

Porsche asegura que el rendimiento de su Mission E será superior al de los autos Tesla

Destacan que el nuevo vehículo eléctrico podrá correr al máximo por largos períodos y no solo por breves sucesiones.

Ahora que se comienza a acercar la producción del Porsche Mission E seguramente vamos a escuchar más acerca del potente auto eléctrico del fabricante alemán, incluyendo por supuesto las inevitables comparaciones con los modelos Tesla que son los referentes en la actualidad.

Sobre esto justamente ha hablado Stefan Weckbach, jefe de la división de autos eléctricos en Porsche, asegurando que el Mission E tendrá prestaciones superiores en comparación a los vehículos Tesla (vía Engadget). Específicamente menciona que a diferencia de los Tesla, el Mission E tendrá un rendimiento constante, es decir que el Model S solo puede acelerar al máximo un par de veces en breves sucesiones, mientras que el deportivo eléctrico de Porsche podrá mantener su máxima velocidad por “largos períodos de tiempo”.

Además de esto, Weckbach reiteró algunas de las capacidades ya conocidas del Mission E como su carga rápida (20 minutos para casi 400 kilómetros de autonomía con cargador rápido de 800 voltios), su potencia, y los espacios interiores y de carga más amplios gracias al diseño especial de las baterías.

En el maletero frontal se incluirán elementos vitales como los sistemas de refrigeración que básicamente son la clave para mantener esa aceleración máxima constante ya que en ese escenario los motores eléctricos generan altas temperaturas y en el papel es la ventaja que tendría Porsche para poder ofrecer ese rendimiento sin límites que mencionan.

Porsche tiene el plan de comercializar en 2020 su Mission E, un auto deportivo 100% eléctrico que promete 600 CV para correr de 0 a 100 km/h en 3.5 segundos con una velocidad máxima de 250 km/h. Se espera que tenga una autonomía que ronde los 500 kilómetros y la ventaja de la carga rápida, para lo cual la compañía alemana pretende equipar a sus 189 concesionarios estadounidenses con cargadores de alta velocidad.