OMS revisará potencial riesgo de agua embotellada en botellas plásticas

OMS revisará potencial riesgo de agua embotellada en botellas plásticas

El agua potable en botellas plásticas están en revisión de parte de la Organización Mundial de la Salud, por micro partículas tóxicas.

La OMS hará una exhaustiva investigación a la embotellación de agua en plástico, luego de que se detectara que hay un peligro potencial en estos envases para la salud humana.

Lo que descubrió la Organización Mundial de la Salud, es que existe un micro plástico, que son partículas muy pequeñas que podrían ser ingeridas en el agua por la gente.

El descubrimiento de esta sustancia la hizo la organización periodística, Orb Media, que examinó varias de las principales marcas de agua embotellada.

Si bien no hay evidencia científica contundente aún, la OMS hará las revisiones correspondientes a las aguas embotelladas en plástico.

Partículas plásticas encontradas en las botellas

El coordinador de trabajo de la OMS sobre agua y saneamiento, Bruce Gordon, habló sobre los peligros de consumir plástico.

"Cuando pensamos en la composición del plástico, si puede haber toxinas en él, hasta qué punto pueden llevar componentes dañinos, qué es lo que realmente pueden hacer las partículas en el cuerpo, simplemente no hay investigación que nos lo diga.

"Normalmente tenemos un límite 'seguro' pero para tener un límite seguro, para definir eso, tenemos que entender si estas cosas son peligrosas, y si ocurren en el agua en concentraciones que son peligrosas", sostuvo a la BBC.

La iniciativa de la OMS es parte de un estudio que examinó más de 250 botellas de agua de 11 marcas diferentes compradas en nueve países, la mayor investigación de este tipo y que lleva a cabo la Universidad Estatal de Nueva York.

La profesora Sherry Mason de esta casa de estudio hizo análisis y encontró, usando un tinte llamado Nilo Rojo, que se adhiere a piezas flotantes de plástico, un promedio de 10 partículas de plástico por litro de agua.

También se encontraron partículas más pequeñas que se suponía que eran de plástico pero no identificadas positivamente, un promedio de 314 por litro.

La profesora Mason comentó lo siguiente sobre su investigación:

"Lo que sí sabemos es que algunas de estas partículas son lo suficientemente grandes como para que, una vez ingeridas, probablemente se excreten pero a lo largo del camino pueden liberar sustancias químicas que causan impactos conocidos en la salud humana.

"Algunas de estas partículas son tan increíblemente pequeñas que pueden abrirse camino a través del tracto gastrointestinal, a través del revestimiento y ser transportadas por todo el cuerpo, y no sabemos las implicaciones de lo que eso significa en nuestros diversos órganos y tejidos ".

Finalmente, en este gráfico se puede entender un poco el impacto de este estudio: