El videojuego de anime Omega Labyrinth Z también es prohibido en el Reino Unido

El videojuego de anime Omega Labyrinth Z también es prohibido en el Reino Unido

El organismo encargado de clasificación considera que el JRPG promueve la sexualización de menores de edad.

Omega Labyrinth Z es un videojuego del género JRPG para PlayStation 4 y PlayStation Vita que ha estado dando mucho de qué hablar debido a su contenido sexual ya que muestra a jovencitas que en mini-juegos se pueden tocar, excitar y desvestir.

Esta temática obviamente ha sido muy criticada y ha provocado que se prohíba la venta del juego en varios países, y ahora tenemos uno más que se suma a la lista.

El Video Standards Council Rating Board que es el organismo administrador del sistema PEGI anunció (vía Gematsu) que se han rehusado a otorgarle clasificación a Omega Labyrinth Z en el Reino Unido, lo que significa que el título de D3 Publisher no se podrá vender de forma legal en el país.

Cabe señalar que este es el primer caso de prohibición en el Reino Unido desde Manhunt 2 en 2008, así que definitivamente es algo serio tal como pueden leer los siguientes extractos de la descripción del Video Standards Council Rating Board:

Omega Labyrinth Z es un dungeon crawler para PS4 y PlayStation Vita. Fue presentado con una clasificación provisional de PEGI 16 por mostrar desnudez erótica o sexual. […] El juego contiene fuertes temas sexuales y desnudez. Durante el transcurso del juego se le pide al jugador tomar parte en una serie de mini-juegos que muestran frecuentemente desnudez sexual femenina, erotización e insinuaciones sexuales. Se requiere en ocasiones que el jugador excite a los personajes femeninos al tocar sus áreas íntimas a través de la pantalla táctil o usando los sticks anlógicos.

El juego es explícito en su ambientación dentro de una "escuela" y la mayoría de los personajes son chicas jóvenes – a una chica se le nombra como estudiante de "primer año" y se le puede ver cargando un oso de peluche. El juego claramente promueve la sexualización de los niños a través de la interacción sexual entre el jugador y los personajes femeninos. El estilo del juego es tal que atraerá a una audiencia menor de 18 años.

Suenan graves las acusaciones de sexualización de menores y por ese motivo Omega Labyrinth Z ya ha sido prohibido en Reino Unido, Alemania, Australia, Nueva Zelanda e Irlanda, aunque debo señalar que ya está disponible en Japón desde hace algunos meses y sigue programado para lanzarse en América y otros países de Europa en este 2018.

¿Qué opinan ustedes de la temática del juego y qué les parece la medida tomada por los países que han prohibido su venta?