Noticias falsas sobre inmigración en Chile se compartieron más de 1 millón de veces

Noticias falsas sobre inmigración en Chile se compartieron más de 1 millón de veces

No, no llegaron tantos haitianos ni tampoco le pagan al gobierno por recibirlos.

Las noticias falsas, por muy falsas que sean, igual han sido repartidas casi sin control por diversas plataformas sociales. Chile no ha estado alejado del fenómeno y tal como menciona un reporte de El Mercurio, algunas noticias falsas relacionadas a la inmigración se han visto compartidas más de un millón de veces en internet.

En particular, la "noticia" de que los niños extranjeros tendrían prioridad sobre los nacionales al inscribirse en jardines infantiles es la que generó el caso más grave: el video donde se denunciaba la situación tuvo 1.060.702 interacciones sumando Facebook y YouTube.

Otros ejemplos de noticias falsas que tuvieron alta lectura fueron el del dichoso "acuerdo" entre el gobierno de Chile y la ONU para permitir la entrada en masa de haitianos al país. Esa noticia tuvo más de 37.772 interacciones entre Twitter y Facebook.

Falso también resultó ser el ingreso de más de 700.000 haitianos al país en 2017 y también que un grupo de chilenos haya impedido la entrada de haitianos a una estación de metro "por mal olor". En este último caso, lo peor es que la noticia fue publicada también en medios mexicanos.

La medición de El Mercurio se realiza a través de una herramienta externa a las redes sociales y no se cuentan las veces en que estos enlaces y noticias se han compartido a través de WhatsApp, red social que en Chile cuenta con bastante masividad (y lo que además agrava el problema).

Obviamente esto no hace más que demostrar que ningún país está ajeno al fenómeno de noticias falsas y también demuestra el "poder" que tienen las diferentes redes sociales a la hora de difundir información; por supuesto, no son ni Twitter ni Facebook los culpables de que la gente invente cosas, pero por la forma en que funcionan, viralizar una noticia sin verificar parece ser más fácil de lo apropiado.

Por cierto, de alguna manera esto tiene relación al reciente reporte sobre lo sucedido en 2016 con Facebook y Cambridge Analytica, justo antes de las elecciones en Estados Unidos que pusieron en el poder a Donald Trump.

Tal vez sea hora de que las redes sociales reinventen todo su sistema desde cero.