Microsoft vigilará a sus usuarios para que no utilicen "lenguaje ofensivo"

Microsoft vigilará a sus usuarios para que no utilicen "lenguaje ofensivo"

Van a supervisar las cuentas privadas para que se cumplan su código de conducta. “Microsoft se reserva el derecho de revisar su contenido”, dicen.

Lo habían advertido a principios de marzo y ahora es un hecho. Microsoft ha anunciado a los usuarios que Office, Xbox, Skype y otros productos que la compañía, que prohibirá el uso de lenguaje ofensivo y contenido inapropiado a partir del 1 de mayo.

Mediante un comunicado, la compañía menciono a sus usuarios: "No muestre ni use públicamente los servicios para compartir contenido inapropiado o material que involucra, por ejemplo, desnudez, bestialidad, pornografía, lenguaje ofensivo, violencia gráfica o actividad delictiva”.

Si infringe estos Términos, podemos dejar de proporcionarle los servicios o podemos cerrar su cuenta de Microsoft. También podemos bloquear la entrega de las comunicaciones (correos electrónicos, intercambio de archivos o mensajes instantáneos) hacia o desde los servicios; podemos eliminar o negarnos a publicar su contenido. Al investigar presuntas violaciones de estos Términos, Microsoft se reserva el derecho de revisar su contenido para resolver el problema.

La firma también ha mencionado que puede investigar con libertad a los usuarios que están acusados de violar la nueva política, cuestión que ha despertado alarme en los defensores de la privacidad de Internet y derecho digitales. El activista pro derechos civiles, Jonathan Corbett, declaró a CBS DFW:

¿No puedo usar Skype para tener una video llamada para adultos con mi novia? ¿No puedo usar OneDrive para hacer una copia de seguridad de un documento que dice 'f-k' en él? Si llamo a alguien con un nombre malicioso en Xbox Live, no solo cancelarán mi cuenta, sino que también confiscarán los fondos que he depositado para esa cuenta.

La nueva política de Microsoft también ha sido catalogada como una excusa para vigilar el comportamiento de las personas, sobre todo considerando lo ambiguo que resultan afirmaciones como “lenguaje inapropiado”.