Microsoft enfrenta 238 casos de discriminación de género

Microsoft enfrenta 238 casos de discriminación de género

Entre las denuncias se incluyen casos de acoso sexual.

Netflix no es la única gran compañía inmersa en escándalos de discriminación de género. De hecho, las acusaciones surgidas con la producción de Stranger Things lucen mínimas; en comparación con los 238 casos internos recién presentados contra Microsoft.

La agencia informativa Reuters revela que este fin de semana se ha hecho pública la existencia de estas querellas contra la compañía, que datan de 2010 hasta 2016.

Todos los casos internos son registrados en Estados Unidos; y todos harían referencia a situaciones surgidas entre empleadas con perfiles técnicos que se ven discriminadas por su género.

Negación sistemática de aumentos salariales, bloqueos de ascensos a las mujeres que trabajan en la empresa y hasta escenarios de acoso sexual; son los componentes principales de estos 238 expedientes.

De los cuales 118 denuncias por discriminación de género habrían sido presentadas directamente por trabajadoras de Microsoft.

En esta situación particular, los abogados de los demandantes estarían presionando para proceder como una demanda colectiva; lo que representaría un serio problema legal para Microsoft.

¿Microsoft no quiere que sea colectiva?

Según señala Engadget, Microsoft respondido sobre el asunto, negando la situación relativamente; afirmando que al menos uno de los casos es infundado.

En paralelo, durante los procesos legales, Microsoft habría sostenido que los documentos judiciales presentados por las demandantes no eran suficientes como para llevar a cabo una demanda colectiva.

De hecho, los casos investigados por el equipo legal de Microsoft no habrían arrojado ningún indicio contundente de violación a la política corporativa de la compañía, en lo referente a discriminación de género.

Así que todo apunta a que la compañía se enfrascará en una larga y delicada lucha legal. Pero es difícil considerar que tal cantidad de denuncias sea una mera coincidencia.