Uno de los Manuscritos del Mar Muerto más enigmáticos fue revelado por Israel en una exposición

Uno de los Manuscritos del Mar Muerto más enigmáticos fue revelado por Israel en una exposición

Los Manuscritos del Mar Muerto son una serie de manuscritos que conforman varias partes de la Biblia y fueron encontrados en esta región en 1947.

El museo de Israel puso en exposición un fragmento del Génesis Apócrifo, un documento importante con 2.100 años de antigüedad que hace parte de los Manuscritos del Mar Muerto. Este es un suceso único porque es la primera vez que lo muestran al público desde su hallazgo en 1947. Por otro lado, plantea una diferencia en cómo se contó la historia de Noé y el Gran Diluvio.

La diferencia que plantea este manuscrito se encuentra al final del relato. Tradicionalmente en la Biblia se contaba que en el momento en el que acaba el Gran Diluvio, Dios le pide a Noé que salga del arca. Después de salir, él prepara un sacrificio en agradecimiento. Por el contrario, el rollo relata que Noé preparó el sacrificio antes de dejar el arca. Y no solo esto, sino que la historia fue escrita en primera persona desde el punto de vista de Noé.

El pergamino solo será mostrado por tres meses en una ocasión única. Esto pasa a diferencia de los demás manuscritos que son expuestos ocasionalmente. La razón principal  es el estado de deterioro en el que se encuentra. El comisario de la exposición, Adolfo Roitman, se lo especificó a EFE: "Era el documento en el peor estado, por eso hasta ahora ha sido imposible mostrarlo".

Las luces que iluminan al documento, encendidas cada 30 segundos, están integradas dentro del propio cristal.  Esta es una novedad tecnológica que permite al público ver el manuscrito y también evitar todo el daño posible al pergamino, que de por sí ya es enormemente sensible".

 

 

¿Qué son los Manuscritos del Mar Muerto?

Los manuscritos del Mar muerto o Rollos de Qumrán fueron encontrados en cuevas de está región cercana al Mar muerto en 1947. Fueron escritos en arameo en el siglo I A.C. y son uno de los hallazgos más relevantes de la historia.

Su importancia radica en que muchos hacen parte de los evangelios apócrifos. Es decir, cuentan una versión de la historia que la Biblia que conocemos no contiene. Por lo tanto, no son aceptados por la Iglesia Católica dentro del canon bíblico. Aunque tengan la edad, el idioma y la apariencia de ser originales, es muy difícil determinar si son una copia de otro libro o no.

Junto al Génesis apócrifo fueron encontrados otros seis pergaminos en 1947. Hasta 1956 fueron descubiertos en otras cuevas más de 300 textos con las mismas características.